Manzanares aumentará el presupuesto destinado a cooperación

Lanza Manzanares
Julián Nieva, Beatriz y Silvia Cebrián recibieron a las tres niñas saharauis y sus familias de acogida dentro del programa Vacaciones en Paz / Lanza

Julián Nieva, Beatriz y Silvia Cebrián recibieron a las tres niñas saharauis y sus familias de acogida dentro del programa Vacaciones en Paz / Lanza

El alcalde de Manzanares, Julián Nieva, anunció durante la recepción de las niñas saharauis el incremento de la partida del Ayuntamiento destinada a cooperación al desarrollo y la donación de una furgoneta para el traslado de enfermos en los campamentos de refugiados

El Ayuntamiento de Manzanares aumentará la partida de cooperación al desarrollo y donará una furgoneta para el traslado de enfermos en los campamentos de refugiados de Tinduf. El alcalde, Julián Nieva, realizó estos anuncios durante la recepción oficial de las tres niñas saharauis que pasan este verano unas ‘vacaciones en paz’ en la localidad: Aichatu, Anna y Lalti.

La cuantía destinada a cooperación internacional en la actualidad está en 30.000 euros, una cifra lejana a los más de 100.000 euros que dedicaba la ciudad con anteriores gobiernos municipales del PSOE, de los que formaron parte el propio Nieva y la concejala de Servicios Sociales, Beatriz Labián, que también estuvo en la recepción junto a la titular de Cooperación, Silvia Cebrián.

El alcalde dijo que se incrementará esa cuantía en el proximo presupuesto municipal, “porque Manzanares va bien y no hay que olvidar a los que peor lo pasan”. “Eso nos honrará a todos”, añadió Julián Nieva, para quien el pueblo español tiene una deuda histórica con un pueblo, el saharaui, “al que abandonamos”.

Por su parte, la furgoneta que donará el Ayuntamiento es un vehículo de segunda mano, pero que está en buen estado. De esta forma, el alcalde manifestó el compromiso municipal con la cooperación internacional en general y con el pueblo saharaui en particular.

Agradecimientos para las familias que participan en ‘Vacaciones en paz’

Tras destacar que “no hay que olvidar a los que peor lo pasan y que el mundo no se acaba en nuestras fronteras”, Julián Nieva también agradeció la solidaridad a las tres familias manzanareñas que repiten esta experiencia inolvidable para ellas y para las menores, lejos de las inhóspitas condiciones de vida de los campamentos situados en pleno desierto.

Aichatu, de 12 años estará por cuarto año consecutivo con las hermanas María, Fátima y Victoria Camacho Álvarez. Lalti, de 11, ha venido por tercera ocasión con la familia de Mari Ángeles Alhambra. Para Anna Brahim, de 10 años, es su primer verano en Manzanares gracias a Rosa Poza y Jesús Martín de Bernardo, que tras unos años sin hacerlo han vuelto a reincorporarse a este programa. Para ellos será su cuarta niña de acogida.

“Os honra lo que hacéis y demuestra lo maravillosas personas que sois”, les dijo Julián Nieva en la recepción municipal realizada este martes para dar la bienvenida a las niñas y entregarles una mochila con diversos obsequios y un vale canjeable. El alcalde se comprometió a trabajar junto a la asociación Hausa para animar a más familias manzanareñas a sumarse a este programa de acogida en próximos años.

Juan Manuel del Rey, en representación de la asociación Hausa, agradeció al Ayuntamiento de Manzanares esta recepción y todo el apoyo y esfuerzo realizado, como se pudo comprobar también en la recepción organizada a primeros de mes al centralizar en esta ciudad la llegada de todos los niños del programa ‘Vacaciones en paz’ en la región. También dio las gracias a las familias que mantienen su compromiso solidario y deseó que puedan sumarse más el próximo año.