Alonso Gómez, ganador del concurso ‘The funny food project’ de la AECC

Lanza Miguelturra

Su merienda saludable ha sido premiada por la Concejalía de Educación con 250€ en material escolar para su aula.

Alonso Gómez, alumno de primero de Primaria del C.C. Nuestra Señora de la Merced de Miguelturra, ha sido el ganador local del concurso «The Funny Food Project» de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), que tiene por objeto impulsar la alimentación saludable en los más pequeños.

Una receta, según Alonso, que lleva plátano y cacao, y que es muy «fácil de hacer y está muy rica».

El concejal de Educación y Salud, Raúl Lopez, explica que hace unos meses la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) abrió en Miguelturra una sede local y fue entonces cuando se pusieron en contacto con ellos para tener diferentes colaboraciones «porque la mayoría de las actividades que va a realizar van enfocadas al ámbito educativo y de la salud, evidentemente».

«En este caso nos presentaron el proyecto de una merienda saludable que fundamentalmente busca el desarrollo de hábitos saludables a través de la alimentación y enfocado a la prevención del cáncer».

«Llevamos la actividad tanto al Consejo de Salud, como al de Educación y como no podía ser de otra manera las opiniones fueron muy positivas y desde la Concejalía de Educación se decidió aportar un premio local de 250 euros en material escolar, que es lo que han ganado los niños y niñas de la clase de Alonso».

Por último, Margarita Velascoín, psico-oncologa de (AECC) ha explicado que este es un concurso organizado a nivel provincial y, en este caso, Alonso ha sido el ganador a nivel local. Se han presentado casi 70 colegios de la provincia y la receta ganadora a nivel provincial, junto a su clase, tendrá la posibilidad de elaborarla en una de las escuelas profesionales de cocina de Ciudad Real.

El objetivo del concurso es la psicoeducación, es una de las campañas en la asociación que busca educar tanto a niños como a padres en alimentación saludable, fomentando una cocina más sana en casa y creando platos sanos para la merienda.»Mejora los lazos de los padres con los niños e implica más a los progenitores en la alimentación de los pequeños y en su vida en la escuela».