“Se pueden aplicar micorrizas a la carta para mejorar la calidad de los cultivos”

La Cámara de Comercio de Ciudad Real acogió ayer la presentación del proyecto empresarial puesto en marcha por la emprendedora Lola Segura con la marca comercial ‘Madera y Campo’, a través de la cual va a impulsar la comercialización de productos de micorrizas, además de ofrecer una amplia variedad de servicios agroforestales y medio ambientales.

A. R.
Ciudad real

La Cámara de Comercio de Ciudad Real acogió ayer la presentación del proyecto empresarial puesto en marcha por la emprendedora Lola Segura con la marca comercial ‘Madera y Campo’, a través de la cual va a impulsar la comercialización de productos de micorrizas, además de ofrecer una amplia variedad de servicios agroforestales y medio ambientales.
Las micorrizas son “hongos beneficiosos que se inoculan en las raíces de las plantas”, potenciando su vigor, la calidad del cultivo y la producción, indicó Segura, que resaltó que es un producto natural mejorante que incide positivamente en la calidad, rendimiento y protección del producto. Estos beneficiosos hongos, que hacen que las raíces “se expansionen para coger todos los nutrientes y el agua que hay en el suelo” y las plantas tengan mejor adaptación, se sacan previamente del terreno donde luego se van a aplicar, son “autóctonos de cada zona y planta”, de manera que “se pueden hacer micorrizas a la carta” inoculando los hongos más apropiados para el terreno donde se cultiva.
Se trata de productos “totalmente ecológicos” que se pueden emplear para cualquier cultivo, ya sea en secano o regadío, incrementando la rentabilidad en cereales, viña, olivar y frutales. Así mismo, se pueden utilizar para reforestaciones y revegetar taludes en las carreteras, comentó Segura, que indicó que el incremento de la producción puede estar entre un 20 y un 30 por ciento en hortícolas, dependiendo del producto, y en cereal de secano puede aumentar “al menos en un 20 por ciento”.
En el encuentro, se presentaron estos productos de avanzada biotecnología y “únicos en formato de gel”, a partir de las investigaciones de miembros del Centro Superior de Investigaciones Científicas (Csic) y con patente española. El acto contó con la intervención de Alberto Bago Pastor, del Grupo ‘Micorrizas’ del Departamento de Microbiología del Suelo y Sistemas Simbióticos de la Estación Experimental Zaidín de Granada, perteneciente al Csic, quien impartió la conferencia ‘Micorrizas, biotecnología ecológica al servicio de la producción vegetal sostenible’. Así mismo, intervinieron la coordinadora provincial de Servicios Periféricos de la Consejería de Agricultura, Pilar Vargas, y el profesor titular del Departamento de Producción Vegetal de la Escuela de Ingenieros Técnicos Agrónomos, Juan Antonio Campos.