Hernando hablará esta tarde con Ábalos en Cuenca del impulso de la variante de Ciudad Real

Julia Yébenes Ciudad Real
Nacho Hernando, esta mañana en rueda de prensa en Ciudad Real / Elena Rosa

Nacho Hernando, esta mañana en rueda de prensa en Ciudad Real / Elena Rosa

El consejero de Fomento ha recordado que hay otras inversiones en materia de carretera pendientes en la provincia, que “también requieren atención”, como la terminación de la A-43 por la opción sur o las obras de mejora de la seguridad vial en la N-430 y N-420

El consejero de Fomento de Castilla-La Mancha, Nacho Hernando, hablará esta tarde con el ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, de la necesidad de impulsar la variante que permitirá el desarrollo de la segunda ronda en Ciudad Real, cuya construcción está valorada en 40 millones de euros.

A preguntas de los periodistas en la comparecencia en la que ha informado sobre los acuerdos alcanzados en la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio y Urbanismo de Ciudad Real, Hernando ha dicho que aprovechará una reunión prevista con el alcalde de Cuenca, Darío Dolz, y el vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, para hablar con el ministro de Fomento, que también acudirá, “de asuntos pendientes”. La variante, que está incluida al Plan de Modernización Ciudad Real 2025 para despejar el tráfico pesado del centro, es uno de los proyectos prioritarios, cuya inversión es asumible y “nada descabellada”.

Ha recordado que hay otras inversiones en materia de carretera pendientes en la provincia, que “también requieren atención”, como la terminación de la A-43 por la opción sur o las obras de mejora de la seguridad vial en la N-430 y N-420. “Son reivindicaciones y necesidades de la región que venimos planteando desde hace tiempo”, y de las que en la sede de Fomento de Madrid “son conocedores”.

Pero para cubrir todas las demandas y “llegar a buen puerto cuanto antes”, a juicio de Hernando, habría que “exportar el modelo de certidumbre política de Castilla-La Mancha al conjunto del país”, para que se convierta “en certidumbre presupuestaria”, y se hagan inversiones que beneficien a los ciudadanos.

Por ello, ha confiado en que tras las Elecciones Generales del 10 de noviembre, se traslade este contexto de seguridad y confianza al nuevo Gobierno, con el fin de que “podamos volver a abordar y responder a las reivindicaciones”. De lo contrario, se prorrogarían los Presupuestos Generales del Estado y “no habría partida abierta” para proyectos como el de la variante ciudarrealeña.

Para el consejero de Fomento hay que ir de la mano del sector empresarial a la hora de priorizar los proyectos de inversión pública y de impulsar la actividad laboral, tal y como se ha hecho con el I Foro de Infraestructuras de Transporte en la provincia de Ciudad Real.