Gonza Gallego participa en una exposición colectiva en un hotel de Torremolinos

Graci Galán Puertollano
Gonza Gallego es un puertollanense vinculado al colectivo LGTBI / Gonza Gallego

Gonza Gallego es un puertollanense vinculado al colectivo LGTBI / Gonza Gallego

El puertollanense Gonza Gallego participa en una exposición colectiva con sus trabajos fotográficos. Lo hace en la localidad de Torremolinos

El puertollanense Gonza Gallego forma parte  de la exposición colectiva que en el Hotel Ritual de Torremolinos ha realizado junto a otros artistas como Dalopo, Barbaholograma y Víctor Manjón.

Esta exposición se podrá visitar hasta el día 25 de marzo y en ella se podrán contemplar fotografías realizadas por el puertollanense junto a otras obras pictóricas de otros de los artistas que forman parte de esta muestra.

Gonza Gallego tiene una estrecha relación con el colectivo LGTBI y este hotel es uno de los que está enfocado a este tipo de clientes. Gallego es colaborador de la revista Shangay (publicación dirigida al público LGTBI), se dedica al mundo de la fotografía y la creación de collages, destacando en sus obras como pilares fundamentales la sexualidad desmesurada, el folclore y la cultura pop. Este joven puertollanense, afincado en Madrid, decidió explotar su vena de fotógrafo como principal vía de expresión. De carácter autodidacta, es graduado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Gallego explora su mundo interior a través de sus obras rosadas.

Lonely de Gonza Gallego es una de las obras expuestas / Gonza Gallego

Lonely de Gonza Gallego es una de las obras expuestas / Gonza Gallego

En su último proyecto fotográfico, ‘LONELY’, el artista explora el cuerpo masculino a través del desnudo. Encerrados en una solitaria habitación de color rosa, sus modelos se desnudan, reflexionan, piensan, se excitan, pero también están tristes, a solas, dentro de una habitación que parece idílica pero que puede encerrar los demonios personales que más temen. Una oda al cuerpo masculino y un reflejo de lo que Gallego muchas veces siente en su vida en Madrid, una ciudad donde estás rodeado de gente pero en la que a veces te sientes solo. “No es una crítica, sino una lanza a favor de la soledad, presentada de forma atractiva y sexualizada, aunque a veces peque de melancólica”.

Una visión idílica, mimada y edulcorada que aporta la paleta de colores rosados que maneja Gallego en sus fotografías y que contrasta con los personajes rudos de sus fotografías. Una invitación a la imaginación, el pensamiento, la reflexión y porqué no, también al onanismo. A solas.

En el caso de Dalopo presenta en esta exposición obras como Diversity o My Body, My Rules, obra que ha dado nombre a esta exposición. Víctor Manjón expone obras que trasladan la atención del espectador de las cosas materiales a las cosas eternas y Barbaholograma también tiene presencia en esta muestra a través de sus dibujos.