Seis detenidos en Nambroca, Torrijos y Gerindote por robar en otros municipios de Toledo y Ciudad Real

Lanza Ciudad Real
Comandancia de la Guardia Civil en Ciudad Real

Comandancia de la Guardia Civil en Ciudad Real

La Delegación del Gobierno ha explicado que las investigaciones se iniciaron a raíz de la comisión de varios robos en dos pequeñas localidades de Ciudad Real. A partir de las correspondientes denuncias, se pudieron iniciar las primeras gestiones tendentes al esclarecimiento de los hechos que nos ocupan, investigación motivada también por un notable incremento de robos con similares características en otros municipios de Toledo y Ciudad Real.

La Guardia Civil de Ciudad Real, en el marco de la operación ‘Cirajana’, ha desarticulado una organización criminal dedicada a robar en diferentes municipios de las provincias de Ciudad Real y Toledo. Con estas actuaciones se ha procedido a la detención de seis personas e investigación de otras tres más.

Así, los agentes han detenido a cuatro personas de nacionalidad española y otras dos de nacionalidad extranjera, todos ellos vecinos de las localidades de Nambroca, Torrijos y Gerindote y de edades comprendidas entre los 22 y 30 años. También se ha investigado a tres personas por los mismos hechos.

En nota de prensa, la Delegación del Gobierno ha explicado que las investigaciones se iniciaron a raíz de la comisión de varios robos en dos pequeñas localidades de Ciudad Real. A partir de las correspondientes denuncias, se pudieron iniciar las primeras gestiones tendentes al esclarecimiento de los hechos que nos ocupan, investigación motivada también por un notable incremento de robos con similares características en otros municipios de Toledo y Ciudad Real.

Gracias a la colaboración ciudadana y a las inspecciones oculares realizadas, se pudo seguir una línea de investigación que concluyó con un resultado positivo en cuanto al ‘modus operandi’ y participación de las diferentes personas que conformaban el grupo criminal en los hechos delictivos.

Fruto de este análisis, los investigadores concluyeron con que la forma de actuar de estas personas se basaba en conocer qué municipios se encontraban en fiestas en ese momento, para aprovechar mientras los vecinos se hallaban fuera de sus viviendas, robarles dinero y todo tipo de joyas. A su vez, existía una tercera persona ahora detenida que actuaba como receptador de estos artículos, para posteriormente darles salida en diferentes establecimientos compro-oro de los que era titular.

La explotación de la operación concluyó con un registro domiciliario en un conflictivo barrio de un municipio de Toledo, recuperando efectos tales como una escopeta de cañones recortados del calibre 12 con su correspondiente munición, un puñal, colgantes de oro, básculas de pesaje, algunos útiles y herramientas para el tratamiento de oro y metales preciosos, un detector de pureza para diamantes y 7.600 euros en efectivo.

Las investigaciones han sido dirigidas por el Juez Titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 3 de los de Ciudad Real.