FENAVIN y Lola Cabezudo, protagonistas del Día de la Región

Mercedes Camacho Ciudad Real
El reconocimiento a FENAVIN destaca “su extraordinaria aportación a la comercialización del vino de Castilla-La Mancha”

El reconocimiento a FENAVIN destaca “su extraordinaria aportación a la comercialización del vino de Castilla-La Mancha”

Cuando aún resuenan los ecos de las elecciones autonómicas celebradas hace tan sólo unos días -no llega ni a una semana- Castilla-La Mancha se viste de gala para celebrar el Día de la Región. Se trata de un acto con el que se conmemora, desde 1984, la constitución de las primeras Cortes regionales el último día de mayo de 1983. Por cierto, unas Cortes que este año están a punto de cambiar como consecuencia de los citados comicios pero que seguirán presididas por el PSOE y el presidente de Castilla-La Mancha, aunque ahora esté en funciones, volverá a ser Emiliano García-Page.

Albacete es este año la sede de la celebración del Día de la Región, de forma que la capital albaceteña acogerá los actos institucionales con motivo del Día de Castilla-La Mancha por tercera vez desde que se inició esta celebración en 1984. En concreto, ha sido la ‘sede’ de estos actos en 1987 y 2010, además de en este 2019, a un año de que, en 2020, Albacete se convierta en la Capital Mundial de la Cuchillería. Precisamente la cuchillería tradicional albaceteña jugará un destacado papel como “hilo conductor” de la celebración.

El Día de la Región se ha convertido en un evento itinerante que ha pasado por las 5 capitales y por 13 municipios diferentes -que incluyen la celebración seis veces en la provincia desde la primera en Alcázar de San Juan en 1984 hasta la última en 2016 en la capital- de forma que, durante 35 años, se han entregado cientos de medallas de oro y placas al mérito regional.

En concreto, el primer galardonado fue el Rey Juan Carlos a los que siguieron otros personajes ilustres como  Antonio López, el entonces Príncipe Felipe, Pedro Almodóvar, José Mota, José Luis Cuerda, Rozalén, Andrés Iniesta, Sara Montiel…

Este año hay otros ciudadrealeños que serán protagonistas de los reconocimientos del Gobierno de Castilla-La Mancha, concretamente cuatro -dos entidades y dos personas físicas-: la catedrática e investigadora Lola Cabezudo -como Hija Adoptiva- y la periodista María Manjavacas -como Hija Predilecta-, además de la Feria Nacional del Vino y el Grupo Montes Norte que recibirán sendas placas al Mérito Regional.

Reconocimiento al sector del vino

Precisamente el presidente de la Feria Nacional del Vino (FENAVIN), José Manuel Caballero, será el encargado de recoger esta placa con la que se pone en valor “su extraordinaria aportación a la comercialización del vino de Castilla-La Mancha”, algo justificado en los espectaculares datos de exportaciones desde el año 2001 en el que se creó esta feria.

En concreto, cuando Fenavin abrió por primera vez sus puertas en el año 2001, las exportaciones de vino de España al exterior se cifraban en 1.503 millones de euros, mientras que el pasado año 2018 ya sumaron 3.186 millones de euros, según datos del Observatorio español del mercado del vino.

Además, el fuerte crecimiento de las ventas de vino español se ha producido hacia China, Canadá, Portugal, Italia, Suecia y Lituania, países con los que la organización de esta feria, que preside el máximo responsable de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, se ha volcado desde la primera edición para traer importadores hasta España a los que poner en contacto con bodegueros y cooperativistas en el marco de la Feria Nacional del Vino.

Caballero será el encargado de recoger la Placa al Mérito Regional concedida a FENAVIN

Caballero será el encargado de recoger la Placa al Mérito Regional concedida a FENAVIN

Asimismo, y según el Ministerio de Economía desde 2001 a 2016, cuando la feria ya se había celebrado en ocho ocasiones con carácter bienal, el aumento de exportaciones de vino -en millones de euros de las bodegas y cooperativas ciudadrealeñas- fue espectacular, pasando de 99,2 millones a 317,9. Además, la exportación de vinos de Castilla-La Mancha ha aumentado, en términos de facturación, un 13,2 por ciento hasta agosto de 2017.

“Es un orgullo y supone una alegría que el Gobierno regional reconozca de esta manera no sólo el éxito con el que ha cerrado esta última edición -en la que se han batido todos los récords una vez más-, sino a toda una trayectoria de 18 años”, explica a Lanza el presidente de la feria y presidente en funciones de la Diputación provincial, José Manuel Caballero, quien recogerá el premio este viernes en Albacete.

Caballero destaca que se trata de una feria nacional que nació con vocación de potenciar especialmente el sector vitivinícola de Castilla-La Mancha y que ahora, con este reconocimiento, se pone de manifiesto “que, naciendo en Ciudad Real, FENAVIN  ha trabajado por el bien del sector en Castilla-La Mancha”.

En opinión del presidente de FENAVIN, la cita comercial habría merecido reconocimiento como este en el pasado y “seguramente lo merecerá en el futuro”, aunque considera que ha contribuido la consolidación alcanzada en esta décima edición que ha cerrado con unos datos magníficos no sólo en los días que se ha celebrado -con un total de 495.180 contactos comerciales, lo que supone un crecimiento del 20,47% respecto a la edición anterior- sino en el proceso de internacionalización del sector del vino que podría haber cerrado en FENAVIN 2019 -siendo conservadores en las cifras- negocio por importe de 54 millones de euros.

Tras agradecer al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, el apoyo que siempre ha demostrado a la Feria Nacional del Vino “incluso antes de ser presidente, como me gusta recordar”, José Manuel Caballero ha querido hacer extensivo este reconocimiento desde a los creadores de la feria como a los que han trabajado todo este tiempo y, en especial, al sector, desde los agricultores a los bodegueros.

“En definitiva, creo que esta Placa al Mérito Regional debe ser para  todo el mundo que participa, de una manera u otra, en el desarrollo del sector del vino. No es a la Diputación de Ciudad Real o a su actual presidente, sino al conjunto del sector por lo que supone un chute de autoestima”, concluye el máximo responsable de la feria y de la Diputación de Ciudad Real.

Hay que recordar que la última edición, celebrada a principios de este mes de mayo, cerró el día 9 con cerca de medio millón de contactos comerciales en solo tres días que se traducirán, como mínimo, en 54 millones de euros de negocio para las bodegas de Ciudad Real, de Castilla-La Mancha y de España.

En esos días se dieron cita en Ciudad Real compradores de 104 países, en concreto, se acreditaron 14.115 compradores nacionales y 4.225 internacionales, además de 31.100 profesionales del sector. Las acreditaciones, que sumaron en total 111.215, se completaron con 5.838 expositores; 48.898 visitantes; 1.963 representantes institucionales; 753 medios de comunicación internacionales y 3.066 nacionales; 592 trabajadores de montaje; 37 personas de la organización; 361 trabajadores como personal auxiliar y 267 ponentes.

En total, en la feria estuvieron presentes 1.946 bodegas, entre las que estaban representadas vinos con sello de calidad diferenciada de 137 denominaciones de origen, pagos…; así como, por primera vez, de todas las comunidades autónomas de España “por lo que ha sido realmente la edición más nacional de la Feria Nacional del Vino”.

Cabezudo bromea: “Estoy de moda”

Otra de las galardonadas en el Día de la Región que se celebra este viernes es la catedrática Lola Cabezudo Ibáñez por su aportación a la investigación y educación universitaria, un nombramiento como Hija Adoptiva -ya que ella nació en Madrid aunque lleva viviendo en Almagro desde 1990- que agradece enormemente “porque se siente castellano-manchega y madrileña a la vez” y del que dice con su gran sentido del humor, acorde a su inteligencia, que “estoy de moda”, en referencia al reconocimiento que este mismo año le hizo el Ministerio de Ciencia.

En una entrevista concedida a Lanza, Lola Cabezudo recuerda que vino por primera vez como turista en 1982 y se compró una casa en Almagro; tras lo que en 1990 empezó a colaborar con la UCLM como profesora investigadora del CSIC y que se convirtió en catedrática de la Universidad regional en 1994.

Cabezudo Ibáñez, catedrática y profesora ya jubilada de Tecnología de los Alimentos en la Universidad de Castilla-La Mancha y profesora del CSIC, asegura que en las más de tres décadas que han pasado desde que conoce esta tierra y la vive le ha dado tiempo a conocer a los castellano-manchegos, de los que admira especialmente su forma de ser.

“Son sinceros y serviciales, además de que es fácil comprobar que Cervantes sacó de ellos la gracia que puso en Sancho Panza y la agudeza intelectual de Don Quijote”, explica la catedrática, quien reconoce que con la jubilación podría haber vuelto a Madrid, donde tiene familia y amigos, pero está enamorada de esta tierra “donde todo ha sido fácil, no puedo decir que haya habido especiales dificultades porque estoy rodeada de gente que me quiere y valora mucho. No tengo ninguna queja de Castilla-La Mancha”.

Lola Cabezudo

Lola Cabezudo

Ni de la tierra ni de la universidad en la que desarrolló gran parte de su vida profesional “a la que llegué como asesora para asentar la titulación de Ciencia y Tecnología de los Alimentos. Tenía experiencia y contactos, pero la UCLM siempre me dijo que sí a todos los proyectos. Además conté con muy buenos colaboradores que tras mi jubilación han hecho que siga funcionando todo y que sea la titulación más demandada”.

Y es que, con un currículum impresionante -que resumido al máximo ocupa tres páginas-, Cabezudo Ibáñez ha desarrollado numerosas e interesantes líneas de investigación entre las que se encuentran, en el área de Química Analítica, el diseño y construcción de columnas de fases mixtas para Cromatografía de Gases especialmente indicadas para separaciones difíciles de compuestos presentes en muy pequeñas cantidades, y estudio de la eficacia de las columnas capilares y microrrellenas); además, ha trabajado en Enología con la caracterización de mostos y vinos de variedades autóctonas y extranjeras, identificación de cepas de levaduras de interés enológico, selección de levaduras de “flor”, influencia de las técnicas de elaboración en la calidad de los vinos), etc …

Hay que sumar el análisis Sensorial de Alimentos -estudios básicos, características de las Salas de Cata, cálculo de umbrales, aplicaciones estadísticas a las opiniones de los catadores, diseño y aplicaciones de métodos descriptivos, preferencias de los consumidores…- y las aplicaciones de los últimos hallazgos científicos a productos de interés para Castilla La Mancha -Vinos de las variedades autóctonas y aclimatadas, Vinagre vínico, Miel, Hierbas-condimento…-.

Finalmente, Lola Cabezudo insiste en destacar todo lo que le ha regalado Castilla-La Mancha, una tierra en la que, dice, se ha sentido “realizada”.

Resto de premiados

Por otra parte, cabe recordar que las una de las Medallas de Oro de este año será para el cantante Manolo García, nacido en Barcelona aunque hijo de emigrantes albaceteños, concretamente de Férez, y que será reconocido por su aportación a la música pop española.

Manolo García en uno de los conciertos que ofreció en Ciudad Real el pasado mes de abril

Manolo García en uno de los conciertos que ofreció en Ciudad Real el pasado mes de abril

El Ejecutivo autonómico también distinguirá con esta medalla al director general de Deportes del Gobierno regional, Juan Ramón Amores, maestro de profesión y que se ha convertido en todo un referente por su esfuerzo y superación personal por visibilizar la enfermedad de la ELA.

Potr otra parte,  reconocerá con el título de hija adoptiva al humorista, actor y director, Goyo Jiménez, nacido en Melilla pero al que se considera de Albacete, donde pasó su infancia y juventud, y al que se premiará por su aportación artística en los ámbitos de la escena y el humor.

Juan Ramón Amores junto a Emiliano García-Page

Juan Ramón Amores junto a Emiliano García-Page

El tercer título de hijo adoptivo, en este caso por su brillante palmarés y valores deportivos, será para José Javier Hombrados, referente del balonmano español e hijo de padres alcarreños, concretamente de la comarca de Molina de Aragón.

En cuanto a los hijos predilectos, el Ejecutivo autonómico distinguirá con este título a Andrés Gómez Mora, presidente de la Cooperativa oleícola de Mora ‘Nuestra Señora de la Antigua’ y de Caja Rural de Toledo durante 28 años, que será reconocido por su contribución al desarrollo cooperativo y del sector oleícola regional.

El humorista Goyo Jiménez

El humorista Goyo Jiménez

También se nombrará hijo predilecto al empresario albaceteño, y referente del sector cuchillero, Roberto Arcos, por su destacada labor de innovación y expansión empresarial.

Completan estos reconocimientos la conquense María Ángeles Martínez Hurtado, primera mujer en presidir la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Toledo, y que destaca por su compromiso con el asociacionismo empresarial, y el torero albaceteño Dámaso González, que será reconocido, a título póstumo, por su contribución a la tauromaquia actual.

Hombrados en su etapa como portero del CB Ciudad Real

Hombrados en su etapa como portero del CB Ciudad Real

Por último, se entregarán 15 placas al Mérito Regional, entre ellas a la escritora de Almansa, Alicia Giménez Bartlett; a Toñi Pastrana, presidenta de la Asociación de Mujeres Empresarias de Albacete y Provincia (AMEPAP); a la Asociación Vasija, dedicada a la atención de menores y familias en situación de dificultad en Guadalajara, y a la Unidad de Rehabilitación Pediátrica del Hospital Nacional de Parapléjicos.

En este apartado figuran también Braulio Carlés, responsable territorial de ACCEM y de la Red Europea de Lucha Contra la Pobreza en Castilla-La Mancha (EAPN-CLM), y presidente desde 2016 de la Mesa del Tercer Sector; el Centro de Atención Especializada al Menor (CAEM); el Club Dínamo de Guadalajara y la Peña Furia Conquense, que acompaña al Club de Balonmano ‘Liberbank Cuenca’ en todas sus citas deportivas.

Asimismo, recibirán esta placa el albaceteño Eloy Camino Calderón, fundador de la Asociación ASPRONA; la empresa conquense Grupo Navarro, referente en la producción de carburo de silíceo; la Peña ‘Furia Conquense’; el constructor de guitarras, José Luis Romanillos Vega, afincado en Sigüenza; y Pilar Ruipérez Alfaro, presidente de la Asociación de Consumidores y Amas de Casa ‘Luzán’, de Cuenca.

El Gobierno regional también reconocerá a título póstumo con una de estas placas, al doctor Antonio Cepillo, conocido como el ‘capitán optimista’, que será distinguido por su labor ejemplar y humano generando espacios de ocio para niños diagnosticados con cáncer en el Hospital General Universitario de Albacete.

Fotografías: J. Jurado, Clara Manzano y Elena Rosa