Ciudad Real, de los edificios monumentales a las grandes infraestructuras: una guía para conocer la capital

Julia Yébenes Ciudad Real
José Luis Sobrino, Antonio de Juan, Diego Peris y Alejandro Moyano / Elena Rosa

José Luis Sobrino, Antonio de Juan, Diego Peris y Alejandro Moyano / Elena Rosa

Los arquitectos Diego Peris y Alejandro Moyano han presentado ‘Espacios y tiempos en Ciudad Real. La ciudad interior’

Que los ciudadanos de la capital y sus visitantes conozcan la historia de la arquitectura local del último siglo y los orígenes de su expansión urbanística desde mitad del siglo XX. Es el objetivo de ‘Espacios y tiempos en Ciudad Real. La ciudad interior’, un libro planteado a modo de guía firmado por los arquitectos Diego Peris y Alejandro Moyano.

En su puesta de largo al público, ambos autores han destacado el valor arquitectónico de los edificios levantados a finales del siglo XX, como el de los juzgados, el conservatorio de música o el propio hospital, coincidiendo con la modernización de la ciudad y su expansión ordenada a través de planes urbanísticos.

El libro es la segunda parte de otro publicado por Peris hace dos años y ha sido publicado por Serendipia “sin grandes pretensiones”. Recorre los emblemas arquitectónicos de la localidad desde principios de siglo hasta la actualidad, primero dentro de ronda y posteriormente más allá de esos límites, con el ferrocarril como protagonista principal.

Los autores del libro, con representantes políticos / Elena Rosa

Los autores del libro, con representantes políticos / Elena Rosa

Más allá de los iconos monumentales como la Iglesia de San Pedro o la Catedral, Ciudad Real ha cambiado su imagen sustancialmente en cien años, tanto en población, de 15.000 habitantes en 1900 a los 75.000 actuales, como en superficie. Hace un siglo, la ciudad contaba con 160 hectáreas, y ahora acopia cinco veces más sólo en la parte exterior a rondas, un espacio de 800 hectáreas donde vive la mitad de la población.

Ya en los inicios del siglo XX, ha recordado Peris, surgió la necesidad de promocionar suelo residencial barato, y se inició la construcción de barriadas como Larache, Pilar, o la cooperativa de Pío XII, dentro un movimiento “surgido en la primera mitad de siglo”.

Posteriormente, desde la década de los 80 los nuevos recursos residenciales ya fueron organizados por planes municipales, con un crecimiento “pensado”, que dio paso “a los grandes equipamientos e infraestructuras”. Por ejemplo, el campos universitario cuenta con 130.000 metros cuadadros construidos y 10.000 alumnos, mientras que el hospital reúne 150.000 metros cuadrados y 2.000 trabajadores. “Las infraestructuras han cambiado la ciduad y han crado una arquitectura contemporánea de calidad

De la misma manera, Peris ha valorado la factura arquitectónica del edificio de los juzgados y el conservatorio, y las aportaciones de arquietctos como los hermanos Ángel y Antonio Fernández Alba y de otros colegas que han dirigido rehabilitaciones del histórico edificio que acoge el Rectorado.

diego_peris_(ER)_3

diego_peris_(ER)_3

“La pretensión de la guía -con fotografías, ilustraciones y muchos datos- es que la gente conozca y sepa quién y cuándo se hicieron”, con el fin de que “valoren y aprecien” este patrimonio local. Peris tambiçen ha pedido a las administraciones que compren ejemplares del volumen para regalar entre los participantes de congresos “como forma de divulgación”.

Por su parte, Alejandro Moyano, ha recordado que el desarrollo de la ciudad se inició con la superación de la ronda, antiguas murallas,  y “con las limitaciones que supone el ferrocarril en cada momento y las variaciones de su trazado alrededor de la ciudad”.

A su juicio, es una obra “interesante” en lo que supone que “acerque al gran público datos” sobre espacios contemporáneos como el conservatorio de música, el hospital general o el parque de Juan Pablo II.

También ha reparado en la importancia de los PGOU a la hora de planear la ciudad a futuro, que en en libro repasan desde el de 1963 hasta el de 1997, actualmente vigente.

La ciudad anterior

Por su parte, el arqueólogo Antonio de Juan, ha dado unas pinceladas sobre la Ciudad Real anterior, ubicada en los vestigios de Alarcos.

Alfonso VIII no pudo repoblar el núcleo donde se haya el yacimiento de las épocas ibérica y medieval, hasta que Alfonso X El Sabio fundó Villa Real en torno al pozo de Don Gil.

Colección Ensayo

Por su parte, José Luis Sobrino, uno de los responsables de Serendipia, ha recordado que esta obra da continuidad a ‘Espacios y tiempos en Ciudad Real. La ciudad interior’, de Peris que vio la luz en 2017.

Los dos libros junto a ‘Plaza del Pilar’, de Honorio Javier Álvarez y Manuel Molina, son los tres títulos hasta ahora publicados dentro de la colección Ciudad Real Ensayo, aunque ya hay comprometidos otros cuatro. Sobrino ha destacado la figura de Peris “como hacedor” de esta línea de publicaciones, que recoge el espíritu de otra colección lanzada hace más de 40 años sobre temas divulgativos de la ciudad y que llegó a imprimir 12 títulos.

A la presentación han acudido el presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, y los concejales de Urbanismo y Cultura, Raquel Torralbo y Nacho Sánchez, respectivamente, entre otros asistentes.