La picaresca y comicidad mexicanas se apoderan del Silo con ‘Crónicas anacrónicas…’

A. Ruiz Almagro
El actor Carlos Herrera y el director del espectáculo, Antonio Algarra / A. R.

El actor Carlos Herrera y el director del espectáculo, Antonio Algarra / A. R.

Se representarán anónimos entremeses novohispanos

El Silo de Almagro será escenario el viernes 12 y sábado 13 de julio, a las 20 horas, de la puesta en escena de ‘Crónicas anacrónicas de tres pícaros novohispanos’, espectáculo “extremadamente popular” en el que se representarán tres anónimos entremeses de la época del Virreinato de Nueva España.

Se trata de una pequeña muestra de los numerosos entremeses que se crearon con la llegada del ‘género chico’ a México, donde Periquillo Sarniento es la versión mexicana de El Lazarillo de Tormes, comentó Antonio Algarra, director de un montaje que recoge el albur, el retruécano y la picardía vigente en su país, así como la comicidad de grandes pícaros del cine de oro mexicano como Cantinflas, La Doña María Félix, Tin Tán y Resortes Resortín de la Resortera.

Con música original de Alberto Rosas y vestuarios de distintas zonas del país, tanto del norte como del centro y el sur, es un espectáculo lleno de latinidad, fiesta, picardía y “cachondería”,  apreció Carlos Herrera, uno de los tres pícaros que se subirán a escena para contar cada uno un entremés. Serán la fábula de los guajolotes, la del estudiante listo que engañó a un pobre pastor y la de los carneros, para finalizar con un cuarto creado por Mariana Hartasánchez que entronca con los problemas que atañen en la actualidad a los jóvenes mexicanos.