Un alegre e imaginativo pícnic con los poemas de Gloria Fuertes

A. Ruiz Ciudad Real
Habichuela propuso divertirse con los imaginativos poemas y cuentos de Gloria Fuertes / Clara Manzano

Habichuela propuso divertirse con los imaginativos poemas y cuentos de Gloria Fuertes / Clara Manzano

Habichuela Cuentacuentos acompañó a los chavales a merendar con la escritora y disfrutar de sus poemas y canciones

Se llama Habichuela porque es “pequeñita, regordeta y llena de sorpresas”, y, además, en estos tiempos de crisis “hay que buscarse las habichuelas”, comentó la salmantina Encarna Bernal, que acompañó esta mañana a los chavales que acudieron a la Biblioteca Pública del Estado en Ciudad Real a merendar con Gloria Fuertes.

A través de cestas con tortillas españolas y francesas, pollo empanado y bizcocho de zanahoria -“el preferido” de la escritora-, Habichuela Cuentacuentos hizo que los más pequeños, que aún no tienen el recuerdo de la genial poeta, descubrieran sus canciones, poemas y cuentos.

“Gloria Fuertes siempre ha sido la poeta de los niños y aunque la sociedad ha cambiado les sigue cautivando por su sencillez, alegría, diversión e ironía”, subrayó Habichuela, en cuyo espectáculo de narración para público familiar, desde los tres hasta los ciento y un años, los objetos como platos, cubiertos y vasos se fueron transformando en personajes.

Con el espectáculo ‘Merendando con Gloria’, que además de en Ciudad Real capital presentará en Poblete, Calzada de Calatrava y Tomelloso, Habichuela Cuentacuentos rinde homenaje a una fabulosa y original escritora, en el centenario de su nacimiento, a través de sus canciones y poemas y con una propuesta de activa interactuación con el público.