El Quixote Springs reúne a más de un centenar de músicos en Campo de Criptana

Lanza Campo de Criptana
Participantes en uno de los conciertos de música clásica al aire libre / Lanza

Participantes en uno de los conciertos de música clásica al aire libre / Lanza

El segundo de los conciertos tuvo lugar por la tarde en el Cerro de la Virgen de la Paz y a los pies del molino Sardinero

Más de 130 músicos de instrumentos de cuerda frotada participaron el sábado en Campo de Criptana en el primer encuentro nacional Quixote Strings. Una iniciativa original impulsada desde el Conservatorio Profesional de Música, a través de profesor de violín, Miguel Corrales, y que unió a alumnos y profesores actuales y de hace años en torno a  instrumentos de cuerda frotada como el violín, la viola, el violonchelo o el contrabajo, con el fin de poner en común experiencias y seguir creciendo en la materia.

El encuentro se inició con la concentración de todos los participantes en el propio Conservatorio para ensayar y poner en común lo aprendido. Posteriormente, los músicos de todas las edades se trasladaban hasta la Plaza Mayor para ofrecer el primero de los conciertos de la jornada, interpretando temas de muy diversos géneros  y teniendo siempre como premisa la diversión en torno a estos instrumentos. El segundo de los conciertos tuvo lugar ya por la tarde en el Cerro de la Virgen de la Paz y a los pies del molino Sardinero

Una intensa jornada que para tanto para la organización como para el alcalde criptanense, Antonio Lucas-Torres, puso de manifiesto el  compromiso que Campo de Criptana tiene con la música y, sobre todo, el carácter acogedor de los criptanenses, asegurando que ésta ha sido la primera de muchas ediciones.