La Solana se lleva el XLVII Rosa del Azafrán ante un Daimiel peleón

Aurelio Maroto La Solana
Los solaneros con el trofeo recién conquistado

Los solaneros con el trofeo recién conquistado

Los amarillos se impusieron por 3-1. El domingo, nuevo examen en La Moheda, esta vez más exigente contra el Almagro CF (20 horas).

Como un mero banco de pruebas. Así se tomó Manolo Sancho el XLVII Trofeo ‘Rosa del Azafrán’, que La Solana conquistó sin dificultad ante un voluntarioso pero limitado Daimiel Racing Club (3-1). Pero el técnico quería una prueba más fructífera desde el prisma de la intensidad, cosa que el equipo no estaba dispuesto a darle. Jugando al tran tran es como los amarillos despacharon a la tropa de Rimun, bien por la abrumadora diferencia entre unos y otros, lo que siempre dificulta apretar el acelerador de verdad, o porque la cabeza estaba más puesta en la semifinal de Copa Diputación del próximo domingo.

El caso es que La Solana retuvo su trofeo por excelencia, que siempre es buena noticia, y el míster pudo ver en acción a varios jugadores a prueba, en especial a Stephen Babalola, extremo marfileño procedente del Caudal de Mieres. También había ganas de ver al inglés Jina Prayag, autor del primer gol y que fue cazado por un jugador daimieleño en una infame entrada que le dobló la rodilla. A la espera de pruebas fidedignas, las sensaciones no eran nada buenas al término del partido.

Muchos ‘pesos pesados’ se quedaron en el banquillo de inicio, aunque manteniendo algunas referencias como Diego Sevilla o Javi Grillo. El abulense no para de crecer en su misión de faro en la distribución. Por banda derecha vimos una buena versión de Mini, gran noticia, asociándose con Babalola y buscando la referencia de Meshak. El angoleño lo intentó, trabajó los desmarques, pero le faltó finura técnica para definir un par de balones francos.

Los hermanos Sancho también querían ver a Raúl Delgado y Almarcha en la zona de enganche. Ambos participaron bastante, sobre todo Raúl, consciente de que si no aprieta puede pasar su último tren. La competencia de este año en el medio va a ser brutal.

En defensa, gran trabajo de Juan Santos y ningún problema para Diego Sevilla y Josema en el eje. En el otro lateral, Vicente, uno de los futbolistas a prueba, gustó bastante. Es un jugador valiente, con buen manejo de balón y sin complejos a la hora de tirarse arriba. Veremos qué sucede finalmente con él y con Babalola. El primer asaltó terminó sin goles, aunque La Solana dispuso de al menos tres ocasiones bastante claras. El Daimiel no tuvo presencia arriba.

Un once renonocible

Manolo Sancho cambió casi todo el equipo en la reanudación, metiendo un once bastante reconocible para la liga. Era el turno del tándem Sancho-Juli como pareja de centrales, Manuel por el costado zurdo, Pirri al mando de la creación, Martín por delante, David Sevilla entre líneas y Miguel Fuentes arriba. Gente de enjundia para intentar doblegar a un Daimiel que, hasta ese momento, seguía inmaculado.
El cofre lo rompió Jina Prayag, que culminó de disparo duro y raso una buena jugada por banda derecha. Era el minuto 58 de partido. Sólo siete después llegó el segundo tras una ruptura de David Sevilla, que dribló al meta y sirvió el gol a Iván, el tercer hombre a prueba que, dicho sea de paso, no convenció al cuerpo técnico.

Con el partido finiquitado, ya sin ritmo y bastante soso, un regalo de David Sevilla en defensa dio origen al 2-1, obra de José Carlos. Minuto 80. Poco después llegó la brutal entrada sobre Jina y el gol postrero de Martín para cerrar la noche con sabor agridulce.

En declaraciones posteriores a la prensa local, David Sevilla admitía que al equipo le faltó intensidad en el juego, que achacó a la diferencia entre uno y otro equipo. “Es difícil motivarte en partidos así”, dijo. El talentoso volante solanero cree que se están haciendo las cosas con cabeza, que se ha fichado bien y que hay equipo suficiente para competir dignamente en Tercera División. Por su parte, Manolo Sancho reconoció que el partido fue malo y que su equipo no tuvo pasión, aunque no le dio mayor importancia. Confirmó que Iván no se quedará y dio a entender que el fichaje de Babalola depende ya más de los despachos. Cree que puede ser un jugador útil, aunque aún no tenga el tono físico necesario.

El domingo, nuevo examen en La Moheda, esta vez más exigente contra el Almagro CF (20 horas). Partido de ida de semifinales de la Copa Diputación. Metidos ya en la segunda quincena de agosto, el duelo debe comenzar a evaluar de verdad las prestaciones de cada cual en vísperas del arranque liguero.