Unas 150 personas participaron en la San Silvestre de Porzuna

Lanza Porzuna
Abel Ormeño fue el vencedor en la categoría senior masculina /Foto: Ayuntamiento de Porzuna

Abel Ormeño fue el vencedor en la categoría senior masculina /Foto: Ayuntamiento de Porzuna

Abel Ormeño y Silvia Albín se proclamaron vencedores en sus respectivas categorías.

Unas 150 personas, de todas las edades y principalmente de Porzuna, participaron en la tradicional San Silvestre Porzuniega, “una prueba que cada año se afianza más y que demuestra la pasión por el deporte que existe en nuestro pueblo”.

Así lo ha explicado el concejal de Deportes, Inocente Palomares, quien ha resaltado “la buena disposición de todos los corredores para despedir el año haciendo deporte y el excelente ambiente reinante en esta prueba lúdico-deportiva en la que no faltaron los disfraces y los detalles navideños”.

Palomares ha destacado que de los 150 corredores, 100 fueron niños y niñas, mientras que los 50 restantes fueron adultos. La participación femenina fue más importante en las categorías inferiores, pero también hubo presencia de atletas mujeres en la línea de salida con unas 15 corredoras.

Este año, como novedad y con el fin de evitar grandes concentraciones de personas, se celebró la San Silvestre de las categorías infantiles y se entregaron los correspondientes premios a los niños y niñas, antes de dar paso a la carrera senior.

Palomares agradeció la colaboración de Protección Civil y Policía Local de Porzuna, además de la ayuda del coordinador de Deportes, de la monitora y de algunos voluntarios que también se implicaron para que todo se desarrollase correctamente. Del  mismo modo, ha dado las gracias al público en general por demostrar un comportamiento correcto, usando la mascarilla y evitando las aglomeraciones.

En la entrega de premios, junto al concejal de Deportes también participaron el alcalde de Porzuna, Carlos Jesús Villajos, y al concejal de Mantenimiento y Aldeas, Jorge Villa.

También hubo premios especiales para Firo Carpintero, un corredor que dio mucho espectáculo contagiando al público para que animaran a los participantes; para un corredor que iba disfrazado de árbol de Navidad y un grupo en el que no faltaron los gorritos y el ángel, entre otras alusiones navideñas. Todos los participantes recibieron además una camiseta conmemorativa y los niños fueron obsequiados con una bolsa de chucherías.