La química está muy presente en el complejo industrial de Repsol con nuevos proyectos que salen adelante

Lanza Puertollano

El complejo industrial de Repsol en Puertollano ha hecho también su particular homenaje a la celebración del día de San Alberto Magno, patrón de los químicos

En este sentido recuerdan que a través de un largo proceso transforman una materia prima como el petróleo, en numerosos productos valiosos de uso cotidiano. En el área química obtiene materiales como el polietileno, el polipropileno, el poliol o el butadieno. Todos estos productos se utilizan para la fabricación de plásticos y multitud de artículos que se utilizan a diario como elementos para la seguridad en los vehículos, material sanitario, colchones, ropa, entre otros…

Desde la química de Puertollano apuestan por el desarrollo de productos diferenciados, con una inversión constante en nuevos procesos y aplicaciones. Como los plásticos destinados al sector de la salud, una gama de poliolefinas Repsol Healthcare® , que sirve de materia prima para fabricar envases farmacéuticos y dispositivos médicos. Materiales con valor vital, que se transforman en las herramientas que ayudan a que el trabajo de los profesionales sanitarios sea un éxito.

Para producir esta gama han realizado importantes inversiones en el complejo y han establecido nuevos protocolos y procedimientos para cumplir los exigentes requisitos que requiere la producción de material sanitario, garantizando los procesos 100% limpios solicitados por la normativa del sector.

Puertollano

Puertollano es además el único complejo industrial de la compañía que produce resinas EVA, una especialidad clave para Repsol. Con el copolímero EVA producido en un año en este centro industrial pueden fabricar 160 millones de pares de zapatillas deportivas.

Igualmente, en Puertollano destaca la producción de polioles. Con los diversos tipos de polioles que se producen en un año se fabricarían los asientos para 750.000 coches y más de un millón y medio de colchones.

Además, el poliol rígido fabricado en el complejo de Puertollano sirve para aplicaciones de aislamiento térmico que se puede utilizar en edificios y en electrodomésticos como las neveras. La gama de polioles CASE está presente en los modernos materiales de recubrimiento para vehículos, cables, carreteras, suelos o muros.

En la planta de polipropileno, la gama de productos está enfocada a aplicaciones de uso diario y gran demanda. Este producto está destinado a la manufactura de envases y embalaje, tubería, automoción, mobiliario, electrodomésticos entre otros.

Dentro del compromiso de Repsol con la sostenibilidad y la economía circular están apostando por la innovación para aumentar el uso eficiente de los materiales plásticos. Algunos ejemplos de los proyectos que se están desarrollando en el Complejo Industrial de Puertollano son Reciclex que está enfocado hacia la comercialización de poliolefinas que incorporan un porcentaje de producto reciclado. Este proyecto implica acuerdos con distintos miembros de la cadena de valor para garantizar el suministro de materiales homogéneos.

Otro de los proyectos es Zero Pellets, un programa con el que se comprometen a reducir la llegada al medio de granza o pellets, las pequeñas porciones de material aglomerado.