Cayo Lara agradece que los ciudadanos hayan depositado más confianza en IU

Entra en las Cortes de Extremadura y Castilla León y achaca la pérdida de Córdoba a las políticas de Zapatero  

Europa Presss / Toledo

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, ha agradecido esta noche a los ciudadanos que hayan depositado más confianza en IU, que “se reafirma como la tercera fuerza política” del país en número de votos y sube en número de concejales y diputados autonómicos.

“Hoy hay un dato: que IU se reafirma como la tercera fuerza política de nuestro país”, ha afirmado Lara al valorar los resultados de las elecciones municipales y autonómicas.
“Aunque en el Parlamento de España no aparezcamos como esa tercera fuerza política, en el número de votos somos la tercera fuerza política, más reafirmada que antes de estas elecciones”, agregó

“Se nos ha depositado más confianza”, ha asegurado, para enumerar que IU ha ganado en número de concejales con respecto a las anteriores elecciones municipales –a la espera de los resultados definitivos, IU habría obtenido más de 200 concejales más–, así como en porcentaje de votos, que habría aumentado un 20 por ciento, y que ha obtenido más alcaldías.
Entre los datos positivos también ha señalado que IU ha ganado diputados en las comunidades autónomas y, en concreto, que ha conseguido entrar en las Cortes de Extremadura (con 3) y Castilla León (con 1) y aumentar el número en Navarra (de 2 a 3), Comunidad Valenciana (6), Madrid (de 11 a 14) y Aragón (de 1 a 4). “En alguna de ellas seremos fuerza determinante”, ha avanzado.

Lamenta la pérdida de Seseña y Córdoba
Sin embargo, se ha manifestado “sorprendido” y “triste” por la pérdida de la Alcaldía de Seseña (Toledo), y ha considerado “incomprensible” que un ayuntamiento que ha sido “punta de lanza contra la corrupción no haya sido recompensado por la ciudadanía”. En cuanto a la pérdida de Córdoba, según su análisis inicial, la causa habría sido “una defraudación importante de la ciudadanía que tiene que ver con las políticas del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero”.

“La política aplicada por Zapatero nos ha pillado a nosotros también (en Córdoba). Hay mucha gente que se ha quedado en paro y que está sufriendo la crisis, y nos ha castigado de una manera severa”, ha declarado, al tiempo que se ha manifestado convencido de que IU volverá a recuperar la ciudad. Por otra parte, Lara ha valorado que “el triunfo del PP no es una buena noticia para el país ni para los trabajadores y trabajadoras y las clases populares”. “Las políticas de derechas del PSOE son las que han reforzado al Partido Popular y le han puesto la alfombra azul”, ha aseverado. Asimismo, ha acusado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de seguir “persistiendo erráticamente en la política de ajuste duro, que es la clave de que el electorado le haya vuelto la espalda”, en alusión a su comparecencia para valorar los resultados del PSOE, y le ha emplazado a rectificar sus políticas y aplicar las propuestas de IU.

Plan para frenar al PP
Lara ha anunciado que su formación va a empezar a elaborar un plan de cara a las elecciones generales “para parar a la derecha y a las políticas de derechas en nuestro país, las haga quien las haga”. “Es la hora de rescatar la democracia para la ciudadanía, y a la voces que veníamos defendiendo esta cuestión se suman ahora muchas en las plazas de muchas ciudades y muchos pueblos de nuestro país”, ha agregado.

Preguntado por la posibilidad de un adelanto de las generales, Lara ha señalado que “si se convocan sin modificar la ley electoral, se estará convocando una estafa más”. En este sentido, ha apelado al PSOE, al PP, a CiU y al PNV a actuar conforme al informe del Consejo de Estado que aconseja reformar la ley electoral, respondiendo a “la voz de la calle, la justicia democrática y el derecho de una persona un voto”.

El coordinador federal de IU se ha comprometido a cumplir el “contrato con los ciudadanos”, basado en sus propuestas que caminan en la dirección de “crear empleo, defender la vivienda digna y acabar con los desahucios, defender lo público y el estado de bienestar y defender la democracia con mayúsculas con un proyecto de participación permanente con los ciudadanos que no consiste en votar cada cuatro años sino en trabajar día a día”.