Agradecimiento de la Hermandad de la Santísima Virgen de Consolación

Hermandad de la Santísima Virgen de Consolación Valdepeñas
La Virgen de Consolación portada a costal en su regreso de Consolación a Valdepeñas / Lanza

La Virgen de Consolación portada a costal en su regreso de Consolación a Valdepeñas / Lanza

La patrona de Valdepeñas realizó una visita los días 30 y 31 de mayo a Consolación

La Hermandad de la Santísima Virgen de Consolación, mediante estas líneas, quiere mostrar su agradecimiento a todas las personas y entidades que hicieron posible la visita Extraordinaria de la Stma. Virgen a Consolación los pasados 30 y 31 de mayo.

Muchas gracias, en primer lugar a nuestra Parroquia, a su párroco Don Enrique y a su Vicario Don Ángel, y también a los demás sacerdotes de Valdepeñas y a los Padres Trinitarios que nos acompañaron,

Muchísimas gracias a cuantos nos acompañaron, a la ida y a la vuelta y durante las casi 12 horas que la Virgen permaneció en Consolación y, de modo particular, a los que quisieron quedarse allí acompañando a la Virgen, prolongando su oración durante toda la noche.

Gracias también, cordialísimas, a todos los feligreses de esa entrañable parroquia de Consolación con su párroco Don Raúl a la cabeza.

La Virgen de Consolación portada a costal en su regreso de Consolación a Valdepeñas / Lanza

La Virgen de Consolación portada a costal en su regreso de Consolación a Valdepeñas / Lanza

Gracias a las Hermandades y Cofradías de Valdepeñas, y a los Grupos Parroquiales,  que tan bien y con tanta generosidad, que organizaron  los grupos para portar las andas de la Virgen, gracias por no dejarnos solos y por implicaros totalmente, sin vuestra ayuda, no hubiéramos podido hacerlo nosotros solos.

Gracias singularísimas a nuestros hermanos Tomy y Rufino, que como capataces supieron guiar magistralmente el andar de la Virgen,  primero en la Procesión y después en las 7 horas del camino.

Gracias a los particulares que, en grupos organizados o improvisados, portasteis a la Virgen, con idéntica devoción. Gracias a Gustavo que amablemente puso a disposición de la Virgen su vehículo.

Gracias a Fermento por vuestros bailes y vuestros cantos en la Misa de Alba, gracias al Coro Rociero Santo Cristo por esa entrañable visita.

Gracias a las familias de Valdepeñas, las que os acercasteis a Consolación con vuestros hijos, las que vinisteis acompañando a la Virgen, y las que salisteis a recibirla.

La Virgen de Consolación portada a costal en su regreso de Consolación a Valdepeñas / Lanza

La Virgen de Consolación portada a costal en su regreso de Consolación a Valdepeñas / Lanza

Gracias a los enfermos y ancianos que ofrecisteis vuestra debilidad para que, esta iniciativa religiosa que podía salir bien, pero que también podía salir mal,  resultara, en todos los órdenes, un éxito rotundo.

Y, por supuesto, no olvidamos nuestra gratitud al Ayuntamiento, a su concejal de Participación Ciudadana, Don José Antonio Sánchez Elola, a Protección Civil, a la Policía Municipal y a la Guardia Civil.

Gracias de nuevo a la Stma. Virgen por este histórico día que hizo tan feliz a tantísima gente y que ha sido el umbral del año de su Coronación.

No quisiéramos olvidarnos de nadie, por eso, a todos, en nombre del Señor y de la Señora, gracias, ¡Muchísimas gracias!.