Empleados de Cobra-Ciudad Real comienzan un calendario de huelgas contra sus recortes salariales

Carlos Monteagudo Ciudad Real
Los trabajadores de Cobra a las puertas de la empresa

Los trabajadores de Cobra a las puertas de la empresa

Los técnicos de la subcontrata de Movistar han iniciado este martes un calendario de 16 semanas consecutivas de paros por el impago de atrasos y las supresiones de pluses impuestas por la empresa.

Los trabajadores de la empresa Cobra Instalaciones y Servicios, dedicados a la instalación y mantenimiento de los servicios de Movistar en la provincia de Ciudad Real y con sede en Torralba de Calatrava, han comenzado este martes su calendario de paros parciales ante la “merma de sus derechos laborales”.

El responsable provincial de la Federación de Industria del sindicato CCOO, David Vera, ha denunciado que Cobra ha suprimido a los 20 técnicos que trabajan para esta empresa, el plus de inventivos y el de transporte -lo que supone una merma de unos 200 euros-, además de negarse a abonarles los atrasos del convenio -cerca de 500 euros-.

En este sentido, el secretario provincial de Industria de CCOO ha indicado que el de este lunes se trata del primer paro parcial de dos horas que realizarán todos los martes, hasta el próximo 30 de enero. El calendario de huelgas finalizará el 31 de enero con una huelga a jornada completa, coincidiendo con la celebración del juicio entablado contra la decisión de la empresa de suprimirles a los trabajadores ambos pluses.

Desde CCOO-Industria y FICA-UGT, hacen un llamamiento a la subcontrata de Movistar a “reconducir la situación, a pagar lo que debe a los trabajadores y a reponerles los pluses eliminados de forma unilateral e injusta”.

Vera ha recordado que Cobra se hizo en noviembre de 2015 con la contrata de Movistar, haciéndose cargo de las instalaciones de telefonía y telecomunicaciones. Cobra se subrogó los contratos de las cerca de 60 personas que integraban la plantilla de la anterior empresa; de las que en la actualidad quedan unas 45, casi todos técnicos.

Según ha indicado Vera, la empresa respetó, en un primer momento, las condiciones laborales de estos trabajadores, pero que a mediados de este año les anunció su intención de modificarlas, para lo que abrió las correspondientes negociaciones. No obstante, el pasado 1 de agosto “las rompió e impuso unilateralmente varias modificaciones”, sobre todo nuevas condiciones encaminadas de dificultar la percepción del plus de incentivos, “concepto que representa volumen de trabajo realizado mensualmente y que constituye una parte sustancial de la nómina”.