La reconstrucción del homicidio de La Atalaya, suspendida sin fecha a instancia de la defensa

Belén Rodríguez Ciudad Real

Pepe Lomas, el septuagenario encarcelado por matar al hombre que se coló en su chalé, en los juzgados / Clara Manzano / Video: Lomas en la Audiencia / Carlos Díaz

La jueza que investiga al septuagenario que disparó y mató al intruso que se coló en su chalé de La Atalaya, en Ciudad Real, ha admitido varios recursos que obligan a aplazar la diligencia prevista para esta próxima madrugada

La reconstrucción del homicidio de La Atalaya: la muerte a tiros de un intruso que se coló en el chalé del septuagenario Pepe Lomas, un conocido librero de Ciudad Real de 77 años de edad, que lleva ya ingresado tres meses en prisión, se ha suspendido sin fecha por decisión de la jueza Beatriz Garrido, titular del juzgado de primera instancia número 5 de Ciudad Real, que ha admitido varios recursos presentados por la defensa.

“Hemos solicitado una serie de reconocimientos médicos y que se acumulen a este procedimiento las diligencias policiales por la denuncia por robo con fuerza en el chalé de al lado, propiedad del hermano de mi defendido”, ha explicado a Lanza Juan Manuel Lumbreras Ruiz, el abogado de Lomas.

La reconstrucción, en la que había puesto especial empeño la acusación particular, que ejerce la madre del muerto, un hombre hondureño de 35 años con muchos antecedentes policiales, se ha pospuesto para más adelante, cuando estén el resto de pruebas.

El grupo de Homicidios de la Policía Nacional, el día del homicidio en la finca / Elena Rosa

El grupo de Homicidios de la Policía Nacional, el día del homicidio en la finca / Elena Rosa

El grupo de homicidios contaba con apoyo de Madrid

La decisión judicial ha pillado casi por sorpresa al equipo de homicidios de la Policía Nacional de Ciudad Real, que había movilizado hasta agentes especialistas de Madrid para esta diligencia, aplazada ahora sin fecha, en una noche de octubre en la que se daban condiciones muy similares (cielos despejados) a las de aquella del pasado 1 de agosto, cuando se produjo la muerte violenta.

Recibió  los tiros agachado, según la acusación

La acusación particular, que ejerce el abogado Alfredo Arrién, intenta demostrar con esta prueba que hay pisadas de las chanclas del “intruso”, el fallecido Nelson David Ramírez, en una zona muy alejada de la vivienda de Lomas. También que los disparos del septuagenario, por las salpicaduras, se produjeron con la víctima “de rodillas o en cuclillas” (lo contó a mediados de agosto, en la vistilla del recurso a la prisión provisional).

En prisión provisional desde hace tres meses

Alfredo Lomas, que poco después de disparar al hombre que se coló en la finca Valdelobos de La Atalaya, en la que vivía solo con su perro, avisó a la Policía Nacional para lo socorriesen, está en prisión preventiva desde el 3 de agosto de este año, como presunto autor de delito de homicidio, en base a que disparó varias veces a una persona desarmada que entró en su finca supuestamente para robar.

Él alega legítima defensa, que esa noche sobre las dos y media de la madrugada se despertó al oír ruidos en el exterior de la casa (estaba mosqueado porque notó algo raro durante la siesta) y cogió la escopeta. Al poco se topó con el intruso y al verlo con una motosierra de su propiedad en las manos, disparó.

«Estaría mejor en casa», dice su abogado

La Audiencia Provincial de Ciudad Real ratificó a mediados de agosto el auto de prisión provisional, dictado por la jueza Garrido el 3 de agosto. En la vistilla del recurso, el 19, Lomas, un conocido librero jubilado de la capital, sorprendió a todos, incluso a su propia defensa, explicando que en la cárcel estaba “estupendamente”.  Su abogado matiza ahora “que estaría mucho mejor en su casa”.

Oleada de apoyo popular

Su caso despertó este pasado verano toda una oleada de apoyo y solidaridad popular hacia su persona, dada su edad, los antecedentes del muerto, y las circunstancias en que se produjo el presunto homicidio. De su caso ha hecho bandera  a nivel nacional el partido de ultraderecha Vox, para modificar el Código Penal en lo que afecta a la legítima defensa.