Se enfrenta a 8 años de cárcel por violar a una mujer en un bar de copas del Torreón

Belén Rodríguez Ciudad Real
Vehículo de la Policía Nacional, en una campaña contra la violencia de género / Archivo

Vehículo de la Policía Nacional, en una campaña contra la violencia de género / Archivo

La víctima, de 33 años, denunció que había sido forzada en los lavabos del local por el acusado al que conoció la noche de la agresión

W.S.V.V., un hombre de origen ecuatoriano y nacionalidad española, se enfrenta a ocho años de cárcel como presunto autor de la violación de una mujer de 33 años en un bar de copas del Torreón de Ciudad Real en agosto del año pasado.

El acusado, con tres antecedentes por delitos contra la seguridad vial, está acusado de un delito de agresión sexual con penetración en los lavabos del bar en el que conoció a la víctima, un poco antes de la presunta violación.

En agosto del año 2018

Ocurrió el primer sábado de agosto del año 2018, el día 3 de agosto. La fiscalía considera probado que la mujer y el acusado se conocieron esa noche, entablaron conversación y tomaron algo juntos. Pasado un tiempo el acusado empezó a mostrar interés por intimar con ella, le tocó el culo y la incomodó de tal manera que para quitárselo de encima la joven se fue al baño.

Se supone que en el momento en el que iba a acceder al lavabo el acusado se lo impidió, entró en el habitáculo, cerró la puerta, y consumó la agresión sexual.

La mujer dio detalles de cómo era el violador

Gracias a los datos aportados por la víctima, algunos de ellos muy significativos, y las gestiones de la Policía Nacional, según se hizo público en su momento, al día siguiente se detuvo al sospechoso que pasó un tiempo en prisión preventiva por esto. En la actualidad el presunto violador tiene prohibido aproximarse a la mujer.

El juicio por este caso se celebrará el próximo martes 17 de septiembre ante la sección primera de la Audiencia Provincial.

La fiscalía pide también una pena de siete años de libertad vigilada para el investigado, una vez salga de prisión y una indemnización de 12.000 euros por daños morales.