Tres geógrafos castellanomanchegos, uno de ellos ciudadrealeño, a la cabeza de la meteorología, el cambio climático y los riesgos naturales

Lanza Valdepeñas
De izda a derecha: Jonathan Gómez Cantero, Ignacio López Armero y Roberto Granda Maestre / Lanza

De izda a derecha: Jonathan Gómez Cantero, Ignacio López Armero y Roberto Granda Maestre / Lanza

Han despuntado los últimos años por su trabajo en materias relacionadas con la atmósfera y su último trabajo es un documento sobre inundaciones en Europa para el Instituto Español de Estudios Estratégicos dependiente del Ministerio de Defensa

Los geógrafos profesionales castellanomanchegos Jonathan Gómez Cantero, Roberto Granda Maestre e Ignacio López Armero han desarrollado en los últimos años trabajos sobre la realidad meteorológica y climática de la región y de otras zonas de España. Han asesorado incluso a las administraciones públicas, han recibido premios y ahora acaban de publicar un documento sobre inundaciones en España para el Instituto Español de Estudios Estratégicos, una entidad de gran prestigio que forma parte de Centro Superior de Estudios de la Defensa, del Ministerio de Defensa.

En los últimos años se está hablando cada vez más del problema del cambio climático. Este concepto que antes quedaba solo restringido al ámbito científico, saltó a la sociedad y los medios de comunicación y hoy en día estamos todos familiarizados con él.

La meteorología extrema, acrecentada en intensidad y frecuencia por este calentamiento global, está haciendo que cada vez haya un mayor interés por conocer los devenires del cielo. La administración se tiene que preparar para hacer frente a estos fenómenos, las aseguradoras, los agricultores… y la sociedad en general.

Por desgracia en los últimos años hemos visto nevadas históricas, inundaciones catastróficas, olas de calor extremo y olas de frío como hacía siglos que no se recordaban. Todo esto en su conjunto pone en demanda el papel de los geógrafos que además con una visión holística son capaces de entender la realidad del territorio, su planificación y gestión y cómo algunos desastres naturales impactan sobre cada una de las regiones.

 

Tres expertos de Castilla-La Mancha

Castilla-La Mancha cuenta con grandes profesionales de estas materias, y además algunos de ellos muy conocidos.

Jonathan Gómez Cantero, toledano, ha sido presentador de El Tiempo durante más de 5 años en Castilla-La Mancha Media, aunque recientemente se ha conocido su incorporación a Iberdrola para asuntos relacionados con sostenibilidad. En 2019 recibió la Medalla al Mérito de la delegación de la Agencia Estatal de Meteorología y en 2021 el premio regional de medio ambiente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, entre otros muchos. Además, ha comparecido varias veces en el Congreso de los Diputados y tiene más de una veintena de publicaciones de alto nivel sobre meteorología, naturaleza y cambio climático.

Roberto Granda Maestre, guadalajareño, se especializó también en meteorología donde ha desarrollado en los últimos años su labor. Ha colaborado en varias publicaciones sobre meteorología y cambio climático y coordinado incluso informes de interés nacional que han sido de valor para multitud de sectores económicos. Hace unos meses se incorporó al equipo de meteorología de eltiempo.es, la conocida aplicación móvil y página web que se encuentra entre las más usadas de España para conocer las previsiones meteorológicas.

Ignacio López Armero, ciudadrealeño, se especializó en temas de Geografía y también suma varias publicaciones en su haber, incluso en medios de comunicación nacionales y ha colaborado en varios temas con la administración. Aunque es conocido en Valdepeñas por ser instructor de jóvenes futbolistas, su vertiente geográfica le ha llevado recientemente hasta Canarias donde está realizando tareas profesionales que le han llevado hace días a contemplar in situ la actividad del volcán de La Palma.

 

Inundaciones y fenómenos extremos

El reciente texto publicado en el IEEE por estos tres colegas, pone de manifiesto la necesidad imperiosa de luchar contra las inundaciones teniendo una mejor planificación territorial y contando con sistemas de alerta temprana.

En este trabajo también se ha resaltado la utilidad de tener un sistema de protección civil a nivel europeo fuerte y resiliente capaz de solventar y enfrentarse a algunas de las dramáticas inundaciones que están ocurriendo en los últimos años y que pueden ser solo el comienzo de algunas situaciones peores que estén por venir.

En el caso de Castilla-La Mancha, ya lo advertía el II Informe de Cambio Climático que coordinó Gómez Cantero y en el que también colaboraron Granda Maestre y López Armero y tristemente hace unos meses se vió cómo Toledo y varios municipios de alrededor eran arrasados por las tormentas, algo donde la mala ordenación del territorio amplificó los efectos.

Habrá que seguir muy de cerca la evolución de la atmósfera como la actividad profesional de estos tres geógrafos de la región que se han puesto a la cabeza en el estudio y gestión de esta problemática.