Abengózar y Marín destacan la “solidez” del proyecto de García-Page y la recuperación de la calidad en sanidad y educación

Lanza Fuente el Fresno
Ana Isabel Abengózar y Fausto Marín en el mercadillo de Fuente el Fresno

Ana Isabel Abengózar y Fausto Marín en el mercadillo de Fuente el Fresno

La candidata socialista al Parlamento regional ha aludido a las propuestas para devolver la calidad que nuestro sistema sanitario público perdió durante los cuatro años de recortes del PP, en especial a la finalización de las obras de construcción de nuevos hospitales que paralizó el Gobierno de Cospedal.

Lo que está en juego el 26 de mayo es que los castellano-manchegos sigamos progresando en derechos y servicios con un Gobierno del PSOE o la vuelta a los recortes del Partido Popular. Así de contundentes han sido los candidatos socialistas a las Cortes regionales, Ana Isabel Abengózar y Fausto Marín, durante su visita a Malagón y Fuente el Fresno para dar a conocer el programa socialista a los ciudadanos y apoyar a los candidatos socialistas a las alcaldías de estos municipios, Ricardo Calzado y Maribel Martín.

Abengózar ha destacado la “solidez” del proyecto del presidente García-Page y ha asegurado que el programa del PSOE recoge medidas para “seguir recuperando social y económicamente nuestra tierra”.

En este sentido, la candidata socialista al Parlamento regional ha aludido a las propuestas para devolver la calidad que nuestro sistema sanitario público perdió durante los cuatro años de recortes del PP, en especial a la finalización de las obras de construcción de nuevos hospitales que paralizó el Gobierno de Cospedal.

“La terminación de estos hospitales permitirá la puesta en marcha de 37 nuevos quirófanos, los cuales, junto con la contratación de nuevos profesionales por parte del SESCAM,  ayudarán a una considerable reducción de las listas de espera”, ha afirmado.

Por su parte, Marín ha aportado varios ejemplos del ámbito educativo de las diferencias entre un Gobierno del PSOE y uno encabezado por los populares: entre 2011 y 2015 se despidió a más de seis mil docentes y en estos cuatro años se han incorporado más de 2.800 nuevos profesores titulares y contratado a 1.564 interinos. También se han recuperado las ayudas para libros de texto suprimidas por el PP y se han concedido 226.000.

Algo parecido ha pasado con los comedores escolares; el PP cerró 90 comedores y el ejecutivo de García-Page ha abierto 69, y con las becas de comedor que el PP eliminó y que el Gobierno regional del PSOE de las que ahora disfrutan 52.000 alumnos.