Fulgencio Saura: “la dieta mediterránea es la mejor para proteger la salud”

Aurelio Maroto La Solana
Fulgencio Saura durante la charla sobre alimentación sana y dieta mediterránea ofrecida en La Solana / Lanza

Fulgencio Saura durante la charla sobre alimentación sana y dieta mediterránea ofrecida en La Solana / Lanza

El investigador Fulgencio Saura destacó que España es uno de los países con mayor esperanza de vida del mundo y esa tendencia está íntimamente relacionada con la alimentación sana y equilibrada propia de la dieta mediterránea

El investigador del Csic Fulgencio Saura ocupó la cátedra de la Escuela de Padres del IES Modesto Navarro para hablar sobre alimentación sana y equilibrada. Un asunto de máximo interés para los progenitores en un momento donde las tasas de obesidad y problemas de salud derivados de una mala alimentación están creciendo, sobre todo entre los jóvenes.

Llegó para impartir una conferencia titulada ‘Cómo proteger tu salud con la dieta mediterránea: alimentos y compuestos clave’, incluida en el programa de divulgación científica ‘Ciudad Ciencia’, al que pertenece La Solana.

En declaraciones previas a los medios, el profesor Saura lo dejó bien claro: “La dieta mediterránea es la mejor para proteger la salud y eso está probado científicamente desde hace más de veinte años”.

No existe otra dieta mejor para cuidar al organismo de enfermedades crónicas, sobre todo cardiovasculares, neurológicas y, por supuesto, el cáncer. “Más del 40 por ciento de los casos de cáncer se deben, exclusivamente, a una alimentación desequilibrada, y en más del 70 por ciento de las enfermedades coronarias es factor fundamental”.

El profesor Saura recuerda que España es uno de los países con mayor esperanza de vida del mundo, junto con Japón. Un hecho íntimamente relacionado con este tipo de alimentación. “Hay una relación causa-efecto directa; la dieta mediterránea es la causante de la expectativa de vida en nuestro país”.

‘Somos lo que comemos’

En el CSIC investigan los constituyentes bioactivos más importantes de los nutrientes y después la forma de combinarlos. “Esos constituyentes son como pequeños medicamentos que van a proteger nuestra salud”. Aceite de oliva, frutas y verduras, legumbres o vino tinto en cantidad moderada son alimentos clave en esa dieta mediterránea, según el investigador, pero falla la práctica sobre la teoría.

“A menudo ponemos el foco en uno o dos alimentos y el éxito está en combinarlos todos, no sólo unos pocos”. En resumen, el aforismo ‘somos lo que comemos’ es una certeza absoluta. “Ya lo decía Hipócrates, que el alimento sea tu medicina y que tu medicina sea el alimento”.

Preguntado por los medios de que disponen en el CSIC para investigar, Fulgencio Saura no cree que el problema sean tanto los medios como, en ocasiones, la burocracia para sacar adelante los proyectos científicos. “El sistema nos obliga a una burocracia increíble que cuando lo cuentas fuera no se lo creen; la cuestión económica no es el gran problema”.