lanza_logo_81
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
22 mayo 2024
ACTUALIZADO 17:18
  • Ciudad Real
  • Resultados deportivos de Ciudad Real en directo
  • El Campo
  • Internacional
  • Nacional
  • Agenda
  • Anuncios Oficiales
    • Romería de Alarcos 2024 / J. Jurado
      Explosión Ciudad Real siembra el pánico
      Miles de vecinos de Ciudad Real han salido este domingo para acompañar a la Virgen de Alarcos en su Romería / J. Jurado
      XXV Festival Folclórico Nacional Virgen de Alarcos en la Plaza Mayor Foto. Elena Rosa (1 de 1)-33
      recepcion_festival_folclorico_virgen_de_alarcos__(ER)_ (1 de 1)-35
      El CD Salesianos despide la temporada con victoria/ H.P
      Derrota del Caserío ante el Alcobendas en el último partido de la Liga / Foto: J. Jurado
      Semifinal FF Puertollano/ H.P
  • Imágenes del día
  • Vídeos
      • Natural de Alejandro Peñaranda
      • Voltereta a Peñaranda
      • Bernadinas de cierre de Ismael Martín
      • Verónica de Martín
      • Buen natural de Jarocho
      • Recibo de rodillas de Jarocho al novillo que le ofreció el triunfo
      • 2024 05 21_AAR1762
      • Ficha de la novillada
      Álvaro Ramos, que acaba de exponer en Las Venas, ha pintado el cartel del Festival / Clara Manzano
      En la muestra “De José a Juan”, del pintor almagreño Álvaro Ramos
      • Algunas de las obras de Álvaro Ramos JCS
      • Visitantes a la exposición, entre ellos el matador de toros Rubén Sanz JCS
      • Burladero de ganaderos, triunfadores del festejo J
      • Mando en el derechazo de Samuel Navalón J
      • Media verónica de Diego Bastos J
      • Paseíllo novilleril en Las Ventas J
      • Samuel Navalón a porta gayola en el sexto J
      • Samuel Navalón en una media verónica de remate J
      • Nek Romero en un inicio de faena J
      El vicepresidente primero de C-LM, José Luis Martínez Guijarro, reunido con la Fundación Toro de Lidia
      Varios ejemplares de Toros de Mollalta
      Uno de los paisajes taurinos contemplados ayer / Lanza
      Emblema del Ateneo Taurino Manchego JCS
      José Caro, en el festival taurino de Villanueva de la Fuente / JCCM
      Núñez en el festejo taurino / Lanza
      Críspulo Coronel en primer término JCS
      Presentación del libro "Las fatigas de un maletilla" José María Medina "El Niño del Tentadero"  / J. Jurado
      Foto de grupo de los alumnos de la Escuela Taurina de Miguelturra junto a su director, Antonio Alegre
  • Romería de Alarcos 2024
  • Suscríbete a nuestra newsletter
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Centenares de ciudadrealeños forman parte de algún club motero

Pasión motera, una vida sobre dos ruedas

Motoclub Mineros Puertollano fue fundado en el año 93

Reproducir
A las puertas del Motoclub Mineros Puertollano / Elena Rosa
H. Peco / PUERTOLLANO
La pasión por las motos y las rutas sobre las dos ruedas se extiende en la provincia de Ciudad Real, haciendo habitual que cada vez más personas se pongan el casco para disfrutar del fin de semana recorriendo las carreteras de todo el país, mientras portan sobre sus espaldas de cuero el nombre de alguno de los clubes que han nacido en la provincia en los últimos años.

A primera hora de la tarde las puertas del Motoclub Mineros Puertollano permanecen cerradas. Se nota que es día de diario, que algunos están apurando todavía los últimos sorbos del verano fuera de la ciudad y que las motos esperan aparcadas a que el fin de semana dé permiso para devorar kilómetros a lo largo y ancho del país sin un reloj avisando de que todavía quedan cosas por hacer.

Desde la puerta de la sede, ubicada en el apartadero Calatrava, justo antes de la salida desde Puertollano hacia la carretera de Brazatortas, pasan algunos camiones con destino al sur. No tardan en bramar los motores de una moto de gran cilindrada, regateando la penúltima rotonda antes de llegar a su lugar. Sobre los lomos de la Harley va Pol, con un chaleco negro del Motoclub que lo delatan como miembro de la tribu.

Se quita el casco despacio, como parte de un ritual y saluda antes de mirar el teléfono móvil, esperando el mensaje de confirmación de que hay quedada con la gente de Lanza y no se trata de una broma. “Hay que comprobarlo, porque nunca sabes cuándo te están vacilando. He venido hace una hora y me ha dicho el presidente que se había equivocado. Me he ido hasta Aldea del Rey, aprovechando el ratito y de ahí vengo”, confiesa mientras sonríe.

“Por circunstancias personales ahora salgo menos, pero dos o tres días a la semana suelo hacer alguna rutita”.

Para disfrutar del paisaje sin alejarse demasiado de la provincia de Ciudad Real, Pol lo tiene claro: “Toda la zona de camino a Extremadura, los Montes de Toledo, están muy chulas. Sin salir de la provincia también tienes muchas carreteras que merecen la pena. Como decía Don Quijote: ‘ancha es Castilla’. Hace algunos domingos, nos juntamos casi cien motos para ir hasta Piedrabuena, volviendo por Miguelturra y Aldea. Fueron dos horas y media y para disfrutar de la moto, una ruta perfecta”.

Para los que todavía no forman parte de la familia motera de Puertollano, Pol abre las puertas, quitándole importancia al gasto que supone una moto top. “La moto es un vicio caro, ya depende del tipo de moto que tú quieras, o lo que tú quieras hacer con ella. Si tu moto es para el diario o para rutas domingueras, no necesitas una moto demasiado cara. Si ya tu deseo es viajar y viajar largo, necesitas una moto un poco más preparada. Una moto estupenda, nueva y decente, por 5 o 7 mil euros, la encuentras”.

No obstante, el requisito imprescindible, recuerda, “es tener mucha cabeza. Por mucho que parezca que los moteros estamos locos y que vamos todos los días por ahí haciendo locuras, eso no es cierto. Realmente con la moto tienes que tener mucho cuidado y los moteros lo tenemos”.

club motero puertollano ER 100 de 1 202
&nbsp

El presidente del Motoclub es Felipe Calvo, uno de los más veteranos, que justo lleva en los maleteros de su Kawasaki todo listo para emprender una ruta por los Pirineos en unas pocas horas. “Llevamos ya muchísimos años con esto. Hay personas que llegan al club con muchas ganas, empiezan muy fuerte y acaban por perder la pasión rápido. Otros llegan más despacio, con una moto pequeña y se van enganchando poco a poco y son los que verdaderamente aguantan en el tiempo”.

En total, más de cien motores conforman hoy la familia del Motoclub Puertollano. Muchos de ellos, quedan los fines de semana para recorrer kilómetros y para disfrutar sobre las dos ruedas. Explica Felipe que “no se puede hablar de una sola ruta favorita. La carretera es muy larga, hay mil sitios donde ir. A los moteros nos suelen gustar las zonas de montaña, con curvas, porque tiene su atractivo”.

El Heavy, el pelo largo y los tatuajes, sólo forman parte del mito

Durante muchos años el concepto de motero clásico ha venido asociado a otros como las chupas de cuero, las barbas largas, el pelo también largo, los tatuajes en los brazos; en una mano el cigarrillo, en la otra una cerveza, de fondo sonando algo de Rammstein.

Felipe, que lleva toda la vida sobre ruedas, las desmiente. “Son verdades a medias”, sonríe. “La filosofía motera, como la mayoría la entendemos, es como al que le gusta el mundo de los coches. Nos gusta salir y disfrutar de la moto y de la carretera”.

De hecho, anticipando lo que se encontrará en aventura como la que lo va a llevar los Pirineos, subraya, “en la carretera compartimos muchas experiencias, nos cruzamos saludos, es una costumbre que se inició hace muchísimos años entre los moteros y hay una hermandad tremenda”. “En estos viajes, conoces muchas historias, compartes inquietudes, intercambias rutas y son momentos únicos”.

club motero puertollano ER 100 de 1 5
&nbsp

Teófilo Moreno: “Yo era soy del Motoclub antes de tener moto” 

Una de las motos más impresionantes, con todos los extras imaginables, es la de Teófilo Moreno ‘Teo’. “Es como la de la Guardia Civil, pero pagada por mí”, se ríe mientras la arranca y pone en funcionamiento todos los gadgets. Un elevalunas, el ABS, el control de velocidad, el detector de obstáculos en la carretera, el cargador inalámbrico del teléfono y los altavoces por los que sale música.

“¿Eso es Camela?”, le preguntan. Se vuelve a reír y desmiente. “Es un grupo que está muy de moda ahora en Granada”; en cualquier caso, poco tiene que ver con el heavy metal que se les presupone a los moteros.

Su vida, confiesa, siempre ha estado ligada de una u otra forma al Motoclub. “Yo empecé por tradición familiar; de hecho, yo era socio sin tener todavía moto. Realmente mi andadura en moto empezó hace unos trece años; después de cuatro motos grandes, como dice la gente, estoy muy contento de ser motero, porque ser motero no es tener sólo moto, es vivir la moto, es viajar en moto y usar la moto en resumidas cuentas”.

club motero puertollano ER 100 de 1 33
&nbsp

“Ser del Motoclub no significa llevar un chalequito con tu nombre, es compartir viajes, compartir concentraciones, momentos”.

En su caso, salir en moto, significa desconectar siempre que puede. “Yo utilizo la moto bastante para viajar, no sólo para salir un domingo, sino viajar y hacer turismo con la moto y con mi pareja”.

Entre sus viajes más largos, destacan una visita a Italia en 2018, otra a París o una más cercana en el tiempo y en el espacio a Portugal. “A mí me apasiona la moto y la forma de viajar en ella, es una magia indescriptible”.

Wolf CR, referentes moteros en la provincia de Ciudad Real

La pasión motera en la provincia de Ciudad Real se palpa en las carreteras, cuando de pronto, dos motos se cruzan en el camino y los dedos índice y medio se abren en señal de victoria deseando un buen camino.

Moteros de Wolf CR JJ 2
&nbsp

Uno de los rincones donde el humo de gomas quemadas y la hermandad de los que disfrutan de las dos ruedas mejor se palpa en Ciudad Real, es en la sede de Wolf CR, en una nave industrial situada en la CM-412 que está presidida por una moto ZZR sin motor en su techumbre, dando la bienvenida a todo el que hasta ella llega. “Aquí todo el mundo es bienvenido. Tenemos siempre nuestras puertas abiertas para todo el que quiera probar y para quien quiera compartir con nosotros la pasión por las motos”, dice a modo de bienvenida, Vicente Velasco, presidente honorífico del Club, y una de las grandes almas que dio vida a esta comunidad de chaleco y motores en Ciudad Real hace ya más de una década.

Moteros de Wolf CR JJ 6
&nbsp

Este año, Wolf CR está de triple conmemoración. El próximo 7 de octubre, hará un año desde que asumió la presidencia (Lo+), recogiendo el testigo de Velasco.

Hace casi doce años tomaba forma Wolf CR, pero no fue hasta hace siete, cuando realmente se oficializaba en el registro, dando vida a un Club que “desde que nacimos, teníamos claro que queríamos diferenciarnos del resto. Aquí nos gustan las motos y los amantes de las motos, indiferentemente del tipo que sean. Aquí tenemos de todo: motos trail, customs, motos de paseo y también tenemos todo tipo de personas”.

Moteros de Wolf CR JJ 5
&nbsp

Por ejemplo, subraya Lomas, “yo tengo una moto de trail. Me encanta el campo, vengo del enduro; pero también me encanta viajar en moto. Hace poco estuve en Portugal, hicimos la N2 de norte a sur de Portugal y fue un espectáculo. En definitiva, no nos cerramos a nada”.

Por ello, cada fin de semana en el Wolf CR, “es una aventura diferente. No hay un fin de semana igual al anterior. Normalmente, los sábados salimos de ruta por la mañana. Por la tarde hacemos un descanso y acabamos en nuestra sede ya a media noche, sobre las seis o siete de la tarde, abriéndola para quien quiera venir a echar un ratito con nosotros, sean moteros o no lo sean”. Eso sí, formar parte de la familia de ‘los lobos’, es otra cosa, hay que pasar un proceso de aceptación de la manada.

Sonríe Lomas al relatar en qué consiste este periodo de conocimiento del grupo. “Para formar parte del Club, primero te tienen que conocer el resto de socios de pleno derecho. No pedimos ningún requisito especial, que sea motero, que sea buena gente,
y que le apetezca salir de ruta con nosotros”. Por eso, para ser un Wolf, dan la oportunidad de salir, de brindar, de compartir con el resto la pasión por las motos y cuando el grupo ya ha tenido tiempo para hacerse una idea de cómo es esa persona, se somete a una votación, donde el 80% debe votar favorablemente la entrada del nuevo miembro.

Moteros de Wolf CR JJ 4
&nbsp

“No queremos que la entrada de un nuevo miembro trastoque la hermandad que tenemos. Al principio, cometimos el error de abrir esto a quien quisiera y nos dimos cuenta que lo importante no es el número, sino la calidad de la gente que conforman esta familia”, sentencia Lomas.

En este sentido, apunta el presidente honorífico, el Club nació “cuando una noche, dándole vueltas, pensé que no había ningún Club motero en Ciudad Real que tuviese las condiciones que para mí eran las del prototipo perfecto. Había cosas en los que ya estaban funcionando que a mí no me encajaban. Ese día, hablé con Lomas, que es amigo mío desde que somos pequeños, quedamos para echar un café y muy rápido diseñamos el boceto de lo que hoy es Wolf CR”.

Cada fin de semana, una aventura nueva

Moteros de Wolf CR JJ 1
&nbsp

“Muchos fines de semana visitamos otros motoclub, participamos en eventos que van saliendo o participamos voluntariamente en otros como el Quijote Maratón de Ciudad Real que poco tienen que ver con las motos, pero que al final, repercuten positivamente en nuestra ciudad”.

El boca a oreja y el éxito de las concentraciones moteras que han venido organizando a lo largo de estos años, ha hecho que la fama de este Club se haya extendido por toda la región, duplicando en los últimos tres años el número de personas que forman parte del Wolf CR.

Esto, se felicita Velasco, “ha sido un proceso de ir poco a poco, de estar presentes en muchos eventos, de organizarlos. Sabemos que estamos haciendo muchas cosas bien y queremos mantener esa línea”.

Toda esta historia, bien merecía un libro y así nació también el que ha dado vida Vicente Velasco. “Cuando dejé la presidencia decidí publicar un libro que es casi un diario personal. Conforme hemos ido organizando eventos y demás, iba escribiéndolas y cuando acabó mi etapa como presidente, decidí compartirlas con el resto”.

Junto al nuevo presidente, Raúl Lomas y el emérito, Vicente Velasco, está la imponente figura de Francisco Martínez, el vicepresidente y futurible cabeza de lista entre los Wolf CR, que ha sido uno de los que se ha ganado su entrada en el Club a pulso.

“Yo soy amigo de Lomas y Vicente desde que éramos muy jóvenes y prácticamente desde el colegio. Así que, hemos cambiado poco desde entonces, quizás la cilindrada de las motos, pero con la misma pasión y ganas de seguir aprendiendo que teníamos entonces”.

El respeto y el sentido común, las etiquetas de los buenos moteros

Moteros de Wolf CR JJ 7
&nbsp

Martínez es el jefe de expedición de los Wolf. Al igual que los moteros del Moto Club Puertollano, coincide al afirmar que “muchos de los estereotipos de los moteros no se cumplen o no son ciertos. Yo, por ejemplo, soy abstemio en todo, es decir, eso de que el motero es el típico bebedor o un loco, no se cumple”.

“Yo como encargado de rutas, me ocupo de que todos lleguemos sanos y salvos cuando salimos con la moto. Entiendo que habrá gente que vive el mundo de la moto con algo más de descontrol, pensando en la fiesta que es algo que a todo el mundo nos gusta, pero evidentemente, siempre teniendo dos dedos de frente y viendo los peligros que conlleva el hecho de llevar ciento y pico caballos entre las piernas”.

Entre el cambio generacional, incide, “hay algunos cambios de mentalidad”. Los más jóvenes, destaca, “tienen menos miedo. Cuando eres joven no piensas en que te puedes caer, hacerte un rasguño o directamente dejar de existir. No se trata tampoco de quitarle esa parte, sino de que entiendan que todos sabemos correr. El problema no está solamente en acelerar, sino en llevar la moto por su sitio, en respetar las normas de seguridad y sobre todo, respetar a los compañeros que van contigo”.

Desde Wolf, concluye, “intentamos que disfruten de la moto pero dejando claro que la vida es muy larga y que se puede acabar en un segundo si cometemos el fallo de no ser conscientes de lo que estamos haciendo”.

Con esas palabras, finaliza una expedición que hoy ha hablado de llanos, añorando las curvas, el puño a fondo y la magia que se produce al sentir cómo avanzan las dos ruedas sobre un asfalto encabritado.

De fondo quedan los paisaje de Puebla de Don Rodrigo, los montes de Toledo, las ensortijadas carreteras hacia Extremadura; en definitiva, de un mundo por descubrir que sobre dos ruedas, te permite tener una perspectiva diferente y llena de adrenalina.

Noticias relacionadas:
La primera ruta del programa '700pasosX' pasa por Pozuelo de Calatrava / JCCM
Viajeros del primer Avant hacia Madrid a las 6:45 de la mañana / Clara Manzano (archivo)
Usuarios con mascarilla en el Hospital General de Ciudad Real / Clara Manzano
 Archivo
Hospital General de Ciudad Real
Cerrar