El proceso de desmantelamiento de Elcogas derriba la torre de gasificación

Graci Galán Puertollano

La segunda gran torre de Elcogas, la de gasificación, caía esta mañana de jueves tras la detonación que se producía en estas instalaciones

La torre de gasificación de Elcogas caía a las 13 horas, cumpliendo así el horario previsto, tras la detonación que se producía en las instalaciones de la central GICC de Elcogas. Sobre el horizonte ya tan sólo se observa la planta de desulfuración y la de combustión, el resto ha quedado ya desmantelado.

La torre de gasificación medía 74 metros de altura, una estructura de hormigón armado de planta rectangular de 22 metros por 10 metros en su lado más estrecho. El espesor de las paredes de esta torre era de 40 centímetros de manera uniforme y estaba formada por trece plantas y la terraza.

La torre de gasificación casi en el suelo / G.G.

La torre de gasificación casi en el suelo / G.G.

Para evitar el gran polvo generado por esta detonación y derrumbe de la torre se han puesto baterías captadoras de polvo consistentes en unos depósitos de agua cargados con explosivo que generan columnas de agua de hasta 70 metros de altura y captan el polvo procedente de la caída de la torre.

Los puntos kilométricos 27,5 y 25,7 de la CR-504 y de la CR-502 en el km 1,2 permanecían cortados al tráfico desde las 12:30 de la mañana como medida de seguridad. La Guardia Civil de Puertollano estaba presente en esta zona.

El pasado mes de junio se derrumbaba la torre más identificativa de Elcogas, la torre de refrigeración.