Romero asegura que el nuevo Gobierno no defenderá los intereses de la provincia al “estar centrado en contentar a sus socios independentistas”

Carlos Monteagudo Ciudad Real
Imagen de archivo de Rosa Romero en el Congreso de los Diputados

Imagen de archivo de Rosa Romero en el Congreso de los Diputados

Romero señala a Emiliano García-Page como "cómplice directo", puesto que con el voto en contra de los nueve diputados del PSOE de Castilla-La Mancha "podría haber tumbado la investidura" de Pedro Sánchez.

La diputada nacional del Partido Popular por la provincia de Ciudad Real, Rosa Romero, ha asegurado que el nuevo Gobierno, presidido por el socialista Pedro Sánchez, no defenderá los intereses de la provincia de Ciudad Real al “estar centrados en contentar a sus socios independentistas y nacionalistas”, en clara referencia a ERC y EH Bildu, que se han abstenido en la sesión de investidura de este martes para hacer presidente del Gobierno a Pedro Sánchez.

En declaraciones a Lanza tras la investidura del nuevo presidente del Gobierno, Rosa Romero ha indicado que este 7 de enero “es un día muy triste para España”, ya que ha nacido un Ejecutivo cuyos “principales sustentadores son los que quieren romper a España y los que son herederos de la ETA”.

Romero ha afirmado que este nuevo Gobierno “nace con muchas hipotecas”, en referencia a las cesiones que tendrá que hacer el Ejecutivo para contentar a sus socios catalanes, como las amnistías a “los presos golpistas”.

La diputada ‘popular’ también ha lamentado los “ataques” que ERC o EH Bildu han realizado este martes contra el Rey y contra la Constitución. Unos ataques de los que Emiliano García-Page “es cómplice directo”, según Romero, puesto que con el voto en contra de los nueve diputados del PSOE de Castilla-La Mancha “podría haber tumbado la investidura”.

“Con Pedro Sánchez nace un Gobierno que tendrá encima de la mesa los intereses de nacionalistas e independentistas, lo que implica que no defenderá la igualdad entre territorios”, ha aseverado Romero, al tiempo que ha destacado que “nuestra provincia tiene mucho que perder” con este nuevo Ejecutivo. No obstante, ha recordado que el Partido Popular “estará siempre luchando por la defensa de la provincia de Ciudad Real y de España”. Por ello, ha avisado a los socialistas de que tendrán enfrente “una oposición responsable, seria e importante para velar por la Constitución, por la defensa de la unidad nacional y por la igualdad entre territorios”.