Sanidad empieza a distribuir hoy la nueva vacuna infantil hexavalente

"Damos menos pinchazos y los padres tienen que ir menos al centro de salud", destaca como novedad del nuevo calendario el director provincial

Belén Rodríguez
Ciudad Real

La dirección provincial de Sanidad almacena 30.800 dosis de vacunas, buena parte de ellas la nueva hexavalente, que empezará a distribuir a partir de este lunes en las seis áreas sanitarias de Ciudad Real. El objetivo es que a partir del 1 de marzo, cuando los bebés nacidos este año empiecen a cumplir dos meses, puedan recibir esta única dosis con seis antígenos, principal novedad del nuevo calendario de vacunación infantil de Castilla-La Mancha, en vigor desde el 1 de enero.

“Los antígenos son los mismos, pero cambia la forma de suministro. Al niño le damos menos pinchazos y los padres tienen que ir menos veces al centro de salud”, explica Francisco José García Sánchez, director provincial de Sanidad.

Hasta el año pasado los niños castellano-manchegos eran vacunados al nacer con una dosis contra la hepatitis B, y a los dos meses se les suministraba la pentavalente, con cinco antígenos. Estas dos vacunaciones se unifican ahora en una sola, con los seis compuestos que los protegen frente a enfermedades como la difteria, el tétanos, la tosferina y la poliomielitis; las enfermedades ocasionadas por haemophilus influenzae b, el neumococo o el meningococo C, además de la hepatitis B.

En paralelo al reparto de la nueva vacuna (en la ‘ruta vacunal’ de este mes), la dirección provincial iniciará una campaña de difusión en las áreas de salud. “En la vacunación la implicación de los profesionales sanitarios es importantísima, sobre todo de enfermería en los centros de salud, ellos, junto a los pediatras, hacen una labor fundamental de sensibilización y  recuerdo a los padres para que se pongan todas las dosis del calendario vacunal”, añade García.

Con este cambio, que se introduce por recomendación de las autoridades sanitarias nacionales para homogeneizar la vacunación, coexistirán tres calendarios (el año pasado se adelantó a  los 12 años la vacuna contra el papiloma en las niñas), en función de la fecha en la que haya nacido el niño.

La Sección de Promoción de la Salud de la dirección provincial también se encargará de hacer visitas y poner en conocimiento y actualizar el calendario vacunal a todos los sanitarios implicados.

En la provincia existen 63 puntos de vacunación distribuidos en seis gerencias de área que incluyen hospitales, centros de salud, consultorios y algunos centros privados.

“La vacunación es una cosa muy dinámica. Con el tiempo van apareciendo vacunas diferentes y diferenes estudios que recomiendan cambiar las pautas, la sanidad pública se tiene ir adaptando a los tiempos y a las líneas que marca el ministerio”, indica.

Este nuevo calendario de vacunación infantil incluye vacunas obligatorias a los dos, cuatro, once, doce y quince meses. Y luego a partir de los 4, 6, 12 y 14 años. A partir del segundo año de vida se añaden al calendario vacunaciones con compuestos contra  el sarampión, las paperas, la rubeola y la varicela.

Control en el almacén

Las vacunas, claves para la promoción de la salud pública, se almacenan en  cámaras frigoríficas de la dirección provincial de Sanidad (ahora en la calle Paloma), organismo que las suministra por áreas sanitarias la segunda semana de cada mes, y cuando haya desabastecimiento.

Los compuestos se almacenan refrigerados, a entre 2 y 8 grados (dos veces al día se toma la  temperatura para comprobar que todo está en orden, en la foto), y se transportan de la misma manera. Además se comprueba que lleguen en óptimas condiciones.