La alcaldesa de Santa Cruz de Mudela pone en valor su gestión

Maite Guerrero Santa Cruz de Mudela
Gema García, alcaldesa de Santa Cruz de Mudela / Lanza

Gema García, alcaldesa de Santa Cruz de Mudela / Lanza

Gema García afirma que las acusaciones de la oposición reprobando su gestión se basan en mentiras

La alcaldesa de Santa Cruz de Mudela, Gema García, ha puesto en valor la gestión que ha realizado durante los 22 meses que lleva gobernando frente a las acusaciones de la oposición reprobando dicha gestión y pidiendo su dimisión, algo que fue aprobado en Pleno al contar la oposición con mayoría.

El PP ha criticado “su nefasta gestión de gobierno, sus caprichosas y arbitrarias decisiones, sus continuas irregularidades administrativas, el continuo incumplimiento de sus obligaciones institucionales, su despilfarro en la utilización del dinero público y su debilidad dirigiendo a su Equipo de Gobierno”. Sin embargo, García afirma que el PP miente en los argumentos que da para criticar su gestión.

“Dicen que no hay gestión, pero creo que he realizado la mayor gestión de las últimas legislaturas. Se ha acondicionado la entrada de Valdepeñas, el cerramiento del cementerio, acondicionado la Casa de la Despensa (restaurante en Las Virtudes con alojamiento), rehabilitado la Plaza de la Constitución con un parque infantil, estamos gestionando una residencia, el acceso directo de la A-4 al polígono industrial y la venta de todas las parcelas del polígono industrial, entre otras”.

En cuanto a la acusación de cambiar comisiones y plenos, Gema García ha dicho que no es cierto. “Siempre se les comunica a ellos, ya que son mayoría, si a mí me surge alguna reunión o algo, y hay que modificar alguna comisión. No he modificado ningún pleno”.

También ha apuntado que “se me acusa de contratar a dedo cuando es mentira. Los que han contratado a dedo han sido ellos, que por eso hicimos una moción de censura, por esa política tan dictatorial que ellos tenían. Yo me rijo por lo que me marca la ley y lo que dicen los técnicos. En alguna ocasión, si ha habido alguna contratación urgente, siempre está justificada por la urgencia y respaldada por los técnicos. Hay necesidades que hay que cubrir y yo como gestora del municipio hay cosas que tengo que llevar adelante”.

Ha recordado que la oposición le reprobó en 2017 por los mismos motivos “y me llevaron a Fiscalía, pero no han podido probar nada porque soy muy transparente. Me acusan de que tengo algo detrás o alguna gestión que oculto con mi política ocultista y es mentira. Hablan de que tengo el Plan de Ordenación  Municipal paralizado, pero no lo tengo paralizado. Simplemente hicimos una modificación y Medio Ambiente nos ha retenido el procedimiento porque no está muy claro el abastecimiento de las confederaciones hidrográficas y estamos intentando solucionar la situación”.

“Me acusan de que tenía una Relación de Puestos de Trabajo aprobada y es incierto. La única RPT que hay en mesa de negociación es desde que yo estoy. Lo único que no ha ido a pleno todavía porque gobierno en minoría”.

Respecto a las acusaciones de desgobierno por parte de sus concejales, Gema García ha dicho que ella ha intentado por todos los medios que sus concejales siguieran adelante con sus competencias, pero que le han pedido que las asuma ella y lo ha hecho. “Sigo gestionando por mi pueblo. La oposición está haciendo propaganda electoral y todo lo que dicen es incierto”.

Ha apuntado que “nosotros no teníamos intención de gobernar y yo mucho menos que era la número dos. Hicimos una moción de censura a petición de unos concejales de la Plataforma y de Izquierda Unida y me pusieron a mí para ser la candidata. La situación política que hay es muy complicada porque gobernamos en minoría. Somos cinco e IU se salió porque no llegamos a un acuerdo económico porque pretendía una liberación y era imposible, inviable. Decidió apartarse. En los últimos meses mis concejales no tienen fuerza para seguir. Se vienen abajo y se van desmotivando. Cada uno tiene sus circunstancias y no pueden llevar a cabo sus competencias y me pidieron que sus competencias las asumiera yo porque si no tendrían que dimitir y yo no quería eso. Así tienen su acta de concejal y las competencias las he asumido yo que para eso estoy liberada”.

“No voy a dimitir por responsabilidad”

Ha declarado que “no voy a dimitir por responsabilidad. Cuando uno se mete en política para defender el bienestar de los demás, debe ser responsable hasta el último momento. Considero que estoy haciendo la gestión que se puede hacer en la situación económica actual. Ellos dejaron una deuda en su momento y tuvimos que hacer un reconocimiento judicial por casi 200.000 euros. Nos acusan de despilfarrar el dinero y no es cierto. Estamos arrastrando el reconocimiento que tuvimos que hacer cuando asumimos la alcaldía. Por ellos no habría fiestas y los ciudadanos tendrían que pagar las consecuencias de una mala gestión, pero esa mala gestión no es nuestra, es de ellos. Yo la he heredado y estoy intentando con los recursos que tengo gestionar lo mejor posible por el beneficio de mis vecinos, pero puedo asegurar que hay gestión”.

Ha indicado que en los meses que lleva gobernando han llegado 500.000 euros a la ciudad a través de subvenciones de otras administraciones, “a base de pedir, pedir y  pedir”. “Hemos conseguido que nos hagan una depuradora nueva. Estamos con un convenio pendiente de firmar. Vamos a llevar el agua a Las Virtudes, algo impensable en Santa Cruz de Mudela. Si eso no es gestión en 22 meses cuando otros han gobernado seis años y no han hecho absolutamente nada… Yo considero que están mintiendo”.

Ha señalado que el PP quiere hacer una propaganda electoral ya que quedan meses para las elecciones, “pero no es mi caso. Esta es la realidad y la situación que tenemos”.

Comunicado del PP

El comunicado del PP con las críticas a la gestión de la alcaldesa de Santa Cruz de Mudela recogía que el Pleno, celebrado en Santa Cruz de Mudela el jueves día 25 aprobó, por unanimidad de toda la oposición, compuesta por la Plataforma Vecinal Independiente de Santa Cruz de Mudela, IU- Ganemos y el Partido Popular, la propuesta del Grupo Popular de reprobar la gestión de gobierno de la alcaldesa socialista Gema García Mayordomo, y solicitó su dimisión, “por su nefasta gestión de gobierno, sus caprichosas y arbitrarias decisiones, sus continuas irregularidades administrativas, el continuo incumplimiento de sus obligaciones institucionales, su despilfarro en la utilización del dinero público y su debilidad dirigiendo a su Equipo de Gobierno”.

Fundamentó  la reprobación a Gema García, como alcaldesa del Ayuntamiento de Santa Cruz de Mudela en los siguientes hechos:

“No respetar las convocatorias ni la celebración de los Órganos de Gobierno Municipales, saltándose sin motivo, la celebración de varios Plenos Municipales Ordinarios (máximo órgano de decisión de un Ayuntamiento).

Cambiar, aplazar o dejar de celebrar las Comisiones de Seguimiento y Control del Equipo de Gobierno, único medio que tiene la oposición para conocer lo que hace el Equipo de Gobierno, debido al oscurantismo y hermetismo con que gobierna Gema García.

Por tener el importante y necesario documento, como es el Plan de Ordenación Municipal, aparcado oculto y escondido durante más de un año, sin presentarlo a su aprobación, desconociéndose los motivos o intereses que amparan y mueven dicha decisión

Por tener la Relación de Puestos de Trabajo (obligatoria para todo Ayuntamiento) ya elaborada por el gobierno anterior del Partido Popular, sin querer aprobarla.

Por no tener interés en aprobar un Reglamento de Organización y Funcionamiento del Ayuntamiento de Santa Cruz de Mudela, propuesta y presentada desde hace un año por la PVISCM y unánimemente pedido por toda la oposición.

Por echar la culpa de todo lo que no se realiza, o se ejecuta mal en el Ayuntamiento, unas veces a la oposición, otras a los funcionarios o bien a sus propios compañeros de su Equipo de Gobierno.

Por aprovechar un acto tan lúdico y neutral políticamente, como el Pregón de la Feria en un interesado y vergonzoso acto electoral para mayor gloria suya.

Por, a pesar de arrastrar un déficit presupuestario del 2017 de más de trescientos mil  euros, gastar el dinero público, o sea el de todos los santacruceños, en caprichosas decisiones sin justificación alguna, como regalar cestas de Navidad a los empleados del Ayuntamiento y a algunas instituciones del pueblo, en invitar a comer a determinados colectivos, en sufragar aperitivos a instituciones privadas, en realizar comidas populares con el único propósito de atraer público a festejos de organizaciones privadas  sin participación municipal, etc..

Por su errática dirección de la alcaldía: cambiando o eliminando programaciones de eventos públicos ya anunciados, el día antes de su celebración.

Por consentir reiterados incumplimientos de contratos tanto de festejos taurinos como de obras y servicios y mantener, sin embargo, acuerdos ilegales denunciados reiteradamente por la Intervención Municipal.

Por acumular tantas irregularidades administrativas, que el Sr. Interventor ha tenido que imputarle trece “notas de reparo” debido a contrataciones “a dedo” de personal, permitir y aprobar facturas mal justificadas y consentir de facto el incumplimiento de las bases de contratación de obras y servicios.

Por la debilidad que mantiene con los concejales de su Equipo de Gobierno, consistiendo que no asisten a los órganos de gobierno, sin justificación alguna y que no den cuenta de su gestión cuando se lo pide la oposición”.