2018. Año de cambios

2018 ha sido un año de cambios

2018 ha sido un año de cambios

Recorrer tiempos pasados próximos siempre resulta difícil por la cercanía de estos y la necesidad de seleccionar entre las múltiples actividades de 12 meses de vida. Lo hago acompañado del libro de poemas de Gil de Biedma, publicado en 1982, “Las personas del verbo” para hacer más amable el recorrido.

Cambio de gobierno

El 31 de mayo de este año se aprobaba una moción de censura al gobierno de Mariano Rajoy. Entre ese día y el 1 de junio el parlamento español votaba democráticamente la censura al gobierno de Rajoy y elegía presidente al socialista Pedro Sánchez. El grupo socialista había registrado la moción el 25 de mayo, tras la sentencia de la Audiencia Nacional que confirmaba que el Partido Popular se había beneficiado de la red de la trama conocida como caso Gürtel.

La Audiencia Nacional decía en la sentencia que el PP ayudó a establecer «un sistema genuino y efectivo de corrupción institucional a través de la manipulación de la contratación pública central, autonómica y local y que el presidente del gobierno no había sido veraz en su comparecencia en el desarrollo del juicio. Un acuerdo singular que fue capaz de unir a una mayoría de partidos de la cámara para censurar el comportamiento del Partido Popular y tratar de iniciar una nueva etapa.

Una etapa que el Partido Socialista emprende en solitario con un apoyo inicial en ese momento pero que hace difícil la tarea de gobernar con la presencia del bloque Partido Popular y Ciudadanos que quieren convocar de nuevo elecciones a toda costa y por otra parte por la presencia de partidos nacionalistas, especialmente los catalanes con una voluntad de conflicto y enfrentamiento continuo en la actual situación.

Pido que España expulse a esos demonios. Que la pobreza suba hasta el gobierno. Que el hombre sea dueño de su historia, decía Gil de Biedma hace ya treinta y seis años.

 

Nuevos caminos y peligrosos retrocesos

A pesar de todo ello, la nueva situación de la política nacional ha abierto caminos a nuevas propuestas y soluciones en campos concretos útiles para los ciudadanos. La discusión de los presupuestos generales del Estado se presenta especialmente difícil por el entendimiento de muchos partidos políticos de la aprobación de estos condicionada a sus pretensiones en muchos casos imposibles de asumir.

No obstante, se ha avanzado en temas que parecían imposibles de resolver con el Partido Popular en el gobierno: la revalorización de las pensiones, la eliminación absurda del impuesto al sol para los usos individuales o el incremento del salario mínimo por ejemplo.

Las elecciones andaluzas han tenido consecuencias importantes: el Partido Socialista después de décadas gobernando, a pesar de ser el partido más votado, no estará al frente de esa comunidad autónoma. La derecha española se ha manifestado en su realidad de tres orientaciones: Ciudadanos, el partido Popular que baja en sus votos de forma notable y Vox nacido de las entrañas del Partido Popular.

Situación compleja pero que puede clarificar las preferencias de cada grupo de derechas en su voluntad de alianzas para conseguir el poder autonómico a toda costa. Los planteamientos de Vox suponen aproximaciones a la radicalidad intolerante que cuenta con las bendiciones de dirigentes como Aznar, pero que deberían ser motivo de reflexión y decisión para los partidos que se dicen constitucionalistas.

Y que la vida todavía es posible, por lo visto.

Nuestra comunidad autónoma. La Diputación provincial

El Partido Socialista ha vuelto a gobernar en la comunidad autónoma después de una legislatura de gobierno del Partido Popular. Un regreso a políticas sociales y a dotar los servicios esenciales como la educación y la sanidad con recursos suficientes. La proximidad de las nuevas elecciones en el 2019 debería ser un aliciente para avanzar en proyectos significativos y eficaces para la economía y el bienestar de los ciudadanos de esta región. Proyectos que se concreten en inversiones y actuaciones de desarrollo en cada uno de nuestros municipios y que vayan haciendo realidad un desarrollo autonómico en el que los servicios esenciales, la solidaridad y la cultura sean referentes de una forma diferente de actuar y gobernar.

Desde la Diputación provincial de Ciudad Real se hace patente una realidad política esencial: la proximidad a los ciudadanos y a sus problemas convierte el ejercicio de la actividad política y el uso de los recursos públicos en instrumentos útiles para su vida. El cuestionamiento de la existencia de estas instituciones debería hacerse desde la necesaria proximidad y capacidad de decisión a los municipios. Y en nuestra provincia esta realidad se hace patente de forma notable.

Líneas básicas de actuación como las ayudas a los problemas económicos de cada municipio con propuestas de gestión eficaces y atención a sus problemas directos como los servicios básicos, sus infraestructuras y desarrollo cultural y social son elementos que demuestran la utilidad y eficacia desde planteamientos sociales como los que desarrolla la Diputación.

Y junto a ello programas básicos como el desarrollo de los sectores esenciales de nuestra economía como la agricultura en producciones como el vino y el aceite. O proyectos de promoción turística que aúnan el patrimonio natural y cultural son propuestas que se están demostrando útiles para la provincia. Proyectos como el desarrollo y mejora del nuevo Pabellón ferial se insertan en este proyecto global de forma especialmente positiva. Problemas como la despoblación deberán ser prioridades de proyectos futuros.

Acaso resucite un viejo sueño sabido y olvidado. El sueño de ser buenos y felices.

El municipio

Después de décadas de somnolencia popular la llegada de un gobierno socialista le ha sentado bien a la ciudad. La vida cotidiana en sus múltiples manifestaciones sociales y culturales ha cobrado una nueva dinámica. Por más que se esfuercen algunos en destacar problemas o dificultades, la realidad supera con creces la vida de legislaturas anteriores con décadas de inactividad y falta de inversiones en la ciudad. Las posibilidades del momento gestionadas de forma eficaz han supuesto actuaciones significativas en el necesario mantenimiento de la ciudad.

Si tengo que destacar una actividad del año que termina resaltaría la posibilidad de poner en marcha de nuevo el polígono industrial en una primera fase. Es en ese desarrollo económico que necesita impulsos y trabajo de años donde se puede esperar el desarrollo económico, de empleo y de generación de nuevos recursos para la ciudad. Un buen ejemplo de cómo la coordinación del gobierno municipal con el nuevo gobierno de la nación sienta bien a Ciudad Real.

Es sin duda el momento de pensar que el hecho de estar vivo exige algo, acaso heroicidades, o basta, simplemente, alguna humilde cosa común, cuya corteza de materia terrestre tratar entre los dedos, con un poco de fe. Palabras, por ejemplo, Palabras de familia gastadas tibiamente.