El arzobispo de Toledo alberga «la esperanza» de poder celebrar el Corpus Christi «con normalidad»

Lanza Toledo
García-Page con el arzobispo de Toledo en una imagen de archivo /Lanza

García-Page con el arzobispo de Toledo en una imagen de archivo /Lanza

Preguntado por su opinión sobre la vacunación a los sacerdotes, el arzobispo ha considerado que "por supuesto que deberían vacunarse cuando se crea oportuno" y "nunca exigiendo ningún privilegio", ya que son personas "que han estado en contacto y están en contacto con esta realidad" y muchísimos de ellos por edad o porque son vulnerables deberían vacunarse

El arzobispo de Toledo, Francisco Cerro, ha asegurado este lunes que alberga «la esperanza» de que la festividad del Corpus Christi se pueda celebrar este año «con normalidad» y con presencia en la calle y van a rezar por ello.

A preguntas de los medios tras presentar la VI Fiesta por la Mujer y la Vida que organiza la Archidiócesis, ha confesado que es «muy duro» tanto para él como para toda la ciudad de Toledo que el Corpus no se pueda festejar como siempre debido a la pandemia.

Aceptar la situación

De lo contrario, habrá que aceptar la situación «por el bien de la sociedad y de todas las personas». «Viviremos con gozo lo que tengamos que vivir para que se pueda cumplir la normativa sanitaria», ha añadido.

En este contexto, ha recordado que la Semana Santa sí que por segundo año consecutivo no se va a poder desarrollar «como nos gustaría» y «las pobres cofradías y hermandades» se van a quedar otro año sin desfilar por las calles.

«Cuidar» la Semana Santa

Sin embargo, lo esencial «va a seguir siendo lo mismo», pues en el templo las imágenes se van a adornar y se va a hacer «todo lo que sea» para cuidar la Semana Santa «como si fuese a salir a la calle», teniendo en cuenta que «lo sustancial» es la celebración en el templo y esa se va a hacer con normalidad.

Vacunación

Preguntado por su opinión sobre la vacunación a los sacerdotes, el arzobispo ha considerado que «por supuesto que deberían vacunarse cuando se crea oportuno» y «nunca exigiendo ningún privilegio», ya que son personas «que han estado en contacto y están en contacto con esta realidad» y muchísimos de ellos por edad o porque son vulnerables deberían vacunarse.

«No sé si habrá habido un colectivo como el de los sacerdotes que esté tan en contacto con estas realidades. Uno de ellos decía que había enterrado a más de cien personas y en algunos de esos entierros estaba casi solo con la funeraria», ha comentado Cerro Chaves, que ha subrayado cómo la iglesia ha cumplido de un modo «estricto» la normativa y los sacerdotes han sido «modélicos».

Finalmente, ha incidido en su ofrecimiento de la Catedral de Toledo y otros servicios de la iglesia para acometer una vacunación masiva, como así comunicó a las autoridades de la región, convencido de que edificios como este «pueden ayudar» en ese contexto.