A juicio por abusar de la hija de 11 años de su pareja en Argamasilla de Calatrava

Belén Rodríguez Argamasilla de Calatrava
El pacto ha evitado el juicio que se iba a celebrar hoy / Clara Manzano

El pacto ha evitado el juicio que se iba a celebrar hoy / Clara Manzano

El presunto pederesta está en prisión provisional desde hace dos años y se enfrenta a una solicitud de condena de 12. El caso se destapó por una denuncia de malos tratos a la madre y se juzgará la semana que viene en la Audiencia

La Audiencia Provincial de Ciudad Real juzgará la semana que viene el segundo caso grave de abusos sexuales a menores en un mes. Esta vez el presunto pederasta es J.M.M.C., de 39 años y vecino de Argamasilla de Calatrava, acusado de haber abusado hasta en cinco ocasiones de la hija de 11 años de su pareja.

La fiscalía lo considera culpable de un delito continuado de abuso sexual por el que solicita doce años de prisión y una indemnización de 10.000 euros para la menor, que convivía con él y su madre en Argamasilla de Calatrava en el año 2015, cuando supuestamente sucedieron los hechos.

Denunciado por malos tratos

El caso de supuestos abusos se destapó por una denuncia de malos tratos de la madre en los juzgados de Puertollano.

Él mismo se grabó abusando de la niña

El ministerio fiscal considera probado que en el mes de noviembre de ese año J.M.M.C., que mantiene su inocencia, entraba por las noches en la habitación de la menor y abusaba de ella. Se supone que lo hizo hasta cinco veces en un mes, pese las suplicas de la niña que le pedía que la dejara en paz. Se supone alguno de los episodios de abusos los grabó con su teléfono móvil, mientras le decía a la niña que no podía contarlo, que era un secreto entre ellos.

El juicio se celebrará los días 29 y 30 de noviembre ante la Sección Primera de la Audiencia. Además del testimonio de la víctima entre las pruebas contra él se encuentra un informe del Departamento de Biología del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil.