La Asamblea Feminismos muestra su rechazo a la sentencia del caso Juana Rivas

Lanza Ciudad Real
La Asamblea Feminismos ha querido hacer público este viernes un manifiesto en el que muestra su rechazo a la sentencia del caso Juana Rivas /Lanza

La Asamblea Feminismos ha querido hacer público este viernes un manifiesto en el que muestra su rechazo a la sentencia del caso Juana Rivas /Lanza

"Rechazamos la condena de cinco años de prisión, seis de retirada de la patria potestad y 30.000 euros de indemnización en concepto de daños al honor pues toda madre esta en el derecho natural de alejar a sus hijos de un maltratador que marcará la vida adulta de sus hijos" afirman

La Asamblea Feminismos ha querido hacer público este viernes un manifiesto en el que muestra su rechazo a la sentencia del caso Juana Rivas. Comienza afirmando que “los acontecimientos de las últimas horas nos empujan a manifestar nuestra repugnancia por la sociedad patriarcal y sus instituciones: por la inseguridad que seguimos viviendo en nuestras calles y por la tremenda injusticia que hoy conocíamos sobre el caso de Juana Rivas”.

Recuerdan que la Asamblea Feminismos de Ciudad Real “proporcionamos a las mujeres la oportunidad de señalar en un plano de nuestra ciudad las zonas en las que se sentían más inseguras. La participación fue realmente notable quedando marcadas varias docenas de calles y la repercusión mediática también estuvo a la altura de la importancia del problema”.

“Tan solo unas semanas después hemos sabido que ha sido detenido un individuo que practicaba el exhibicionismo frente a menores en la zona del cementerio; la detención ha sido posible gracias, por una parte, a la denuncia de las personas afectadas y las testigos; por otra parte, a la rápida actuación policial que se presentó en el lugar a tiempo de sorprender al exhibicionista in fraganti en la comisión del delito. No nos alegramos de que se sigan sucediendo abusos a menores, pero estamos contentas con que las mujeres y la ciudadanía en general sean conscientes de la necesidad de transitar por el espacio común de una forma segura y la única menara de conseguirlo será denunciando a todo aquel que ejerza cualquier tipo de violencia, acudiendo a los diversos recursos de ayuda y asesoramiento o manifestando públicamente los abusos, en lugar de escondernos o privarnos del disfrute de nuestras calles y parques por miedo. El miedo debe cambiar de bando, es la hora de no dejarnos amedrentar y posicionarnos empoderadas en la sociedad” añaden.

El comunicado continúa afirmando que “Sabemos que el patriarcado tiene sólidas raíces, está costando tiempo y esfuerzo; las sentencias últimas en los casos de delitos contra la integridad sexual nos lo están demostrando.

Una justicia patriarcal que desprecia la lucha de las mujeres

La sentencia contra Juana Rivas es nueva prueba de lo que venimos denunciando. El fallo es la prueba más reciente de una justicia patriarcal que desprecia la lucha de las mujeres. Pero lo vamos a conseguir. Nuestras hijas y nuestras nietas van a heredar el resultado de nuestro trabajo.

Un juez ha tenido a bien valorar la actuación de una madre víctima de malos tratos, según se confirma por la sentencia condenatoria a Arcuri en 2009. Juana no es la primera ni por desgracia será la última mujer que sometida a maltrato psicológico vuelve con su agresor. No entendemos cómo ni el juez ni el fiscal en su fallo y escrito de acusación han tenido en cuenta la condena por malos tratos como una justificación de por qué una mujer maltratada huye con sus hijos. Por cierto, unos menores que presencian vejaciones, humillaciones y golpes continuados a su madre por su padre también son víctimas de malos tratos, marcando su carácter para siempre. ¿Cómo un padre maltratador, al que no le importa golpear a su pareja frente a sus hijos, puede tener la custodia de los mismos? ¿Cómo los va a educar o cuidar?

Textualmente el juez considera poco creíbles los hechos contenidos en la denuncia que presenta Juana en 2016, una nueva denuncia de violencia de género que tardó meses en ser traducida al italiano y que todavía no ha empezado a investigarse, cuando los jueces españoles no son competentes para enjuiciar los hechos denunciados acontecidos en Italia, por lo que el juez prejuzga unos hechos y en base a ellos elabora su veredicto, un fallo firmado el mismo día del juicio, de un juicio largo por toda la prueba practicada en él. Tan solo en los juicios rápidos y leves se puede materialmente dictar las sentencias el mismo día del juicio y difícilmente en estos cuya instrucción es larga.

Rechazamos la condena de cinco años de prisión, seis de retirada de la patria potestad y 30.000 euros de indemnización en concepto de daños al honor pues toda madre esta en el derecho natural de alejar a sus hijos de un maltratador que marcará la vida adulta de sus hijos.

Esperamos que cumpliendo con su trayectoria juridisprudencial el Tribunal Supremo absuelva a Juana Rivas si no lo es antes en apelación por la Audiencia Provincial de Granada.

La Asamblea Feminismos de Ciudad Real comunica su solidaridad con las mujeres víctimas del patriarcado como siempre ha hecho y seguirá haciendo”, concluyen.