Una treintena de detenidos en la macro operación antidroga de la Guardia Civil y 3.000 plantas de marihuana incautadas

Graci Galán Puertollano
La Guardia Civil saca numerosas plantas de marihuana de una vivienda / G.G.

La Guardia Civil saca numerosas plantas de marihuana de una vivienda / G.G.

En total se han desmantelado once laboratorios indoor de marihuana en diferentes barriadas de Puertollano, la operación completa se salda con una treintena de detenidos

La macro operación antidroga que la Guardia Civil ha realizado en la madrugada y la mañana de este lunes se ha saldado con una treintena de detenidos tras realizar unos treinta registros domiciliarios. En Puertollano ha sido una veintena las personas detenidas, cinco más en la localidad de Tomelloso y otros cinco que se habían detenido con anterioridad dado que esta operación estaba abierta desde hace tiempo.

Fuentes de la Guardia Civil han comunicado que en esta operación se han incautado alrededor de 3.000 plantas de marihuana provenientes de una docena de laboratorios indoor que han sido desmantelados en esta operación.

En esta operación ha intervenido hasta 300 agentes de la Guardia Civil, concretamente de la UCESIC (Unidad de Seguridad Ciudadana) llegadas de las cinco provincias de Castilla-La Mancha, así como personal del Grupo Rural de Seguridad (GRS) y de la Comandancia.

Algunos de los detenidos quedarán en dependencias policiales hasta que pasen a disposición judicial y otros serán trasladados hasta Herrera de la Mancha a la espera de que pasen también a disposición judicial.

Esta macro operación, que ya se estaba organizando desde hace tiempo a raíz de varias investigaciones ha permanecido abierta durante toda la madrugada y ha intervenido en varias calles como Juan Alcaide, La Rosa, Lepanto o Callao, en esta última han intervenido varias furgonetas de marihuana, si bien en otros registros domiciliarios también se han encontrado sustancias estupefacientes.

Un helicóptero ha estado sobrevolando la ciudad de Puertollano durante gran parte de la noche, lo que llamaba la atención de todos los puertollanenses. Este helicóptero vigilaba las viviendas aledañas a las que se registraba para evitar huídas.