El musical “No tengo miedo” en Puertollano será a beneficio de Cáritas

      El taller de música e interpretación del proyecto Arcoiris representará el día 30 de abril el musical “No tengo miedo” en el teatro Salesianos, una función a beneficio de Cáritas Interparroquial de Puertollano. Fundación Repsol colabora en la organización del musical con el proyecto educativo de integración social con menores y jóvenes “Arcoiris”, para apoyar el trabajo que vienen realizando en la atención a niños y jóvenes de familias en riesgo de exclusión, con programas de apoyo escolar y ocio saludable.          

 

El taller de música e interpretación del proyecto Arcoiris representará el día 30 de abril el musical “No tengo miedo” en el teatro Salesianos, una función a beneficio de Cáritas Interparroquial de Puertollano. Fundación Repsol colabora en la organización del musical con el proyecto educativo de integración social con menores y jóvenes “Arcoiris”, para apoyar el trabajo que vienen realizando en la atención a niños y jóvenes de familias en riesgo de exclusión, con programas de apoyo escolar y ocio saludable.

 

El musical “No tengo miedo” se representará el día 30 de abril a las nueve de la noche en el teatro Salesianos. El coste de la entrada es 3 euros y puede conseguirse en las parroquias de la ciudad. La recaudación se destinará íntegramente a Cáritas Puertollano que necesita reforzar sus recursos económicos para continuar atendiendo a todas las familias en situación de exclusión y vulnerabilidad. En el primer trimestre de este año el programa de familias de Cáritas se ha visto desbordado, con un incremento del 35% en las demandas de familias que requieren atención urgente.

   El musical que representarán los jóvenes del proyecto Arcoiris “No tengo miedo”, trata sobre la situación del joven actual. Con sus problemas y dudas en una sociedad en crisis y cómo desde el compañerismo y la ayuda de la fe, transforma su actitud en positiva. Una novedad importante en los musicales del proyecto Arcoiris, es que la música es totalmente en directo, con un grupo formado por batería, bajo, guitarra eléctrica, teclado y guitarra acústica, y cinco componentes vinculados a la actividad parroquial. El decorado utilizado para la puesta en escena es elaborado en cada una de las actuaciones, por todos los componentes de este taller.

   Los protagonistas del musical son jóvenes del taller de música e interpretación del proyecto Arcoiris, dirigidos por cuatro monitores, que trabajan el lenguaje musical y corporal de los jóvenes, el canto y la actuación, poniéndose de manifiesto en el montaje, ensayo y representación de musicales. El taller comenzó su trayectoria con la representación de “El Príncipe de Egipto” (2009), “Mi papá me contó un cuento de hadas” (2011) y “Gospel”, que se ha representado en diez ocasiones en diversas localidades de la provincia, como Argamasilla de Calatrava, Campo de Criptana, Miguelturra o Ciudad Real. 

   El proyecto Arcoiris comenzó hace siete años en la parroquia de San Juan, se trata de un proyecto socioeducativo dirigido a la población en general, aunque con una atención preferente a colectivos más desfavorecidos. En este sentido se encuentra dentro del eje de integración de personas y familias socialmente vulnerables o en situación de exclusión social, haciendo incidencia en los menores y jóvenes de familias multiproblemáticas, incluyendo minorías étnicas e inmigrantes. El proyecto Arcoiris desarrolla numerosas actividades a lo largo de la semana, como apoyo escolar, talleres creativos, talleres lúdicos, taller de música además de acciones de mediación familiar y educación para la convivencia y salud.