El Villarrubia, a noventa minutos de la gran final

Chicastro Villarrubia de los Ojos
El Villarrubia, durante el entrenamiento de este sábado en tierras gallegas previo al partido

El Villarrubia, durante el entrenamiento de este sábado en tierras gallegas previo al partido

El equipo de Javi Sánchez defiende este domingo ante el Bergantiños el 2-0 de la ida (19 horas). El conjunto blanquiazul sueña con estar en la eliminatoria final por el ascenso.

El Formac Villarrubia no se quiere despertar del sueño del ascenso. Después de apear en la primera ronda al Coria, los de Javi Sánchez cuajaron uno de los partidos más completos del curso para ganar al Bergantiños y ponerse en la semifinal con una ventaja de 2-0. Ahora, en la vuelta, los blanquiazules tienen en su mano defender el resultado para esperar rival en el sorteo de este lunes y estar a 180 minutos de soñar con el ascenso a Segunda División B.

La plantilla del Villarrubia partió el pasado viernes después de comer rumbo a La Coruña. Después de un viaje de casi doce horas en autobús, los pupilos de Javi Sánchez aprovecharon la jornada del sábado para estirar las piernas y realizar la última sesión de entrenamiento antes de la cita tan importante. Este domingo, a partir de las 19 horas, Bergantiños y Villarrubia se medirán en As Eiroas por un puesto en la gran final.

La expedición blanquiazul ha viajado con la misma dosis de ilusión que de respeto. A pesar del 2-0 de la ida, el Villarrubia es consciente de lo que hay en juego y para ello ha hecho hincapié en no caer en ningún exceso de confianza y más aún después de ver los últimos minutos del encuentro de la ida donde el Bergantiños tiró de juego directo para emplear a fondo a la defensa blanquiazul.

Guión claro

Para el partido de vuelta, el guión de ambos equipos está bien claro. Para empezar, el Bergantiños debe arriesgar si quiere igualar la eliminatoria, pero un gol del Villarrubia podría hacer mucho daño a los gallegos. En este sentido, Miguel Figueira prepara cambios tanto en su once como en su esquema. Y es que del posible 1-4-3-3 podría cambiar al 1-4-4-2 con Ekedi y Rubén Rivera como referencias en el ataque. Además, Cañi, uno de los revulsivos en la ida, podría jugar de inicio al igual que el medio centro Granada para quitar a un hombre destructivo como Toni y dar salida a un jugador más de creación como el ex del Puertollano.

Por su parte, Javi Sánchez tiene muy claro que la eliminatoria pasa por echar el cerrojo atrás y no conceder en defensa. Ya lo hizo esta temporada cuando jugó el partido de liga en el Paquito Giménez de Socuéllamos y donde el Villarrubia sacó tajada de su guión previsto. Pues para esta ocasión, el técnico toledano tiene muy claro que la final pasa por no encajar goles y estar acertados en las contras que disponga.

En el capítulo de bajas no hay ninguna que señalar en ambos conjuntos. Por otro lado, cabe recordar que el Formac Villarrubia no estará solo ya que un grupo de valientes ha decidido viajar para arropar a los suyos.

En la previa del encuentro, Javi Sánchez comentaba que “viajamos con las mismas ganas e ilusión que a todos los partidos, pero también vamos con los pies en el suelo conscientes de que no hay nada hecho. Sabemos que vamos a sufrir, pero si logramos mantener la portería a cero y estamos acertados en las ocasiones que tenemos, tendremos muchas posibilidades de plantarnos en la final”.

Pantalla gigante en Villarrubia

Para este choque la concejalía de Deportes instalará una pantalla gigante en Villarrubia, según ha anunciado el club a través de su cuenta oficial de Twitter. El encuentro podrá seguirse en directo en el Salón de Usos Múltiples, que abrirá sus puertas a las 18 horas.