Los programas de empleo de Cruz Roja consiguen una tasa de inserción del 30% en Manzanares

Noemí Velasco Manzanares
Beatriz Labián y Sonia Martínez con el alumnado de los cursos formativos organizado por Cruz Roja en Manzanares / N. V.

Beatriz Labián y Sonia Martínez con el alumnado de los cursos formativos organizado por Cruz Roja en Manzanares / N. V.

Más de 70 personas han participado a lo largo del año en el Reto Social Empresarial y en el Programa Operativo de Inclusión Social y Economía Social de Cruz Roja en Manzanares. El plan de empleo de la organización ha incluido formación específica y contacto directo con las empresas. La actividad no para y está a punto de comenzar un nuevo curso de instalación eléctrica y placas solares

El plan de empleo de Cruz Roja ha conseguido una tasa de inserción laboral del 30 por ciento y la empleabilidad ha sido mayor en mujeres. La concejala de Servicios Sociales en funciones, Beatriz Labián, y la presidenta de la asamblea local, Sonia Martínez, lo han confirmado este viernes durante la entrega de diplomas del último curso de mozo de almacén organizado.

Sesenta y nueve personas, 36 hombres y 33 mujeres, han participado a lo largo del año en los itinerarios de Cruz Roja. Por un lado, han desarrollado cursos de carretilleros, competencias informáticas y mozo de almacén a través del Programa Operativo de Inclusión Social y Economía Social (POISES), que está financiado por el Fondo Social Europeo, los ministerios de Trabajo y Sanidad, además de la Junta de Comunidades.

Asimismo, la organización ha impulsado también el Reto Social Empresarial, que es un programa que ha puesto en contacto a personas con difícil inserción con las empresas. Sonia Martínez ha indicado que ha habido formación centrada en las necesidades personales, prácticas y visitas a fábricas. Así pues, a lo largo del año han colaborado con Cruz Roja un total de 17 empresas.

Entre los diferentes itinerarios realizados, 21 personas han conseguido la tan ansiada inserción laboral: 12 mujeres y 9 hombres. La mayor inserción entre las mujeres resulta llamativa, pues sufren una mayor tasa de desempleo y mayores dificultades de acceso al mercado laboral. Martínez ha valorado los resultados de forma muy positiva.

La actividad no va a quedar ahí, pues la semana que viene empieza un nuevo curso de instalación eléctrica y placas solares, en el que participarán 19 alumnos -12 hombres y 4 mujeres-. La puesta en marcha de nueve proyectos de plantas fotovoltaicas en Manzanares generará “entre 400 y 500 puestos de trabajo” en la fase de construcción, y posteriormente alrededor de “50 estables” por mantenimiento.

Labián destaca la “función social” de Cruz Roja

Así pues, la concejala de Bienestar Social ha agradecido a Cruz Roja la “función social tan importante” que realiza en el municipio en diferentes ámbitos, desde la salud, a la educación y el empleo. “Agradezco vuestro interés por mejorar la empleabilidad para unas personas a las que programas como estos suponen una luz en el camino”, ha señalado.

Desde la sede de la calle Lope de Vega, Beatriz Labián ha advertido que los programas de Cruz Roja complementan a las políticas activas de empleo que desarrolla el Ayuntamiento de Manzanares para los colectivos más vulnerables, al mismo tiempo que ha celebrado que algunos de los alumnos del último curso no hayan podido acudir a la entrega de diplomas porque ya han encontrado trabajo.

Por su parte, Sonia Martínez también ha agradecido al Ayuntamiento la colaboración permanente, ya que la colaboración de la organizaciones de voluntariado con las administraciones es uno de los pilares de la “estructura social” que construye Cruz Roja.