Los regantes de Mancha Occidental II piden que se prorrogue el plan de extracciones

Belén Rodríguez Ciudad Real
Reunión de la junta de explotación de la masa de aguas subterráneas Mancha Occidental II / Elena Rosa

Reunión de la junta de explotación de la masa de aguas subterráneas Mancha Occidental II / Elena Rosa

Solo aceptarían reducir un 5% el consumo del agua para 2020 condicionado a que no se salga de la situación de emergencia y siempre que el dato “lo contraste el IGME”

La comunidad de regantes de la masa de agua subterránea Mancha Occidental II, la de mayor consumo en el alto Guadiana (tienen reconocidos 106 hectómetros cúbicos) no aceptará de buen grado el recorte del consumo de agua que plantea la Confederación Hidrográfica del Guadiana, y han propuesto que se prorrogue el plan de extracciones del año pasado en la junta de explotación que se ha celebrado este miércoles.

Esta comunidad de usuarios aceptaría reducir el consumo un 5%, siempre que se mantenga la situación de emergencia de la zona, pero cuando los datos estén contrastados por el Instituto Geológico y Minero de España (IGME).

Esa ha sido su propuesta, que se elevará a la junta de gobierno de diciembre en la que se aprobará el régimen de extracciones de los acuíferos sobreexplotados del Alto Guadiana, han informado fuentes de la CHG.

La CHG también pide un recorte del 10%

La Confederación del Guadiana por su parte sostiene que para cumplir con el 10% de recortes que está pidiendo a todas las masas de agua subterránea deben autorizar un consumo máximo de agua de 1.800 m 3 /ha para herbáceos y 1.350 m 3 /ha para leñosos.

Desde la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla La Mancha se propone para esta masa situada en Unidad Territorial de Ecasez (UTE-01 Mancha Occidental  una dotación de 1.900 m 3 /ha para cultivos herbáceos y 1.400 m 3 /ha para cultivos leñosos lo que supone una reducción del 5% y del 6,67% respectivamente, en vigor mientras dure la emergencia.

La comunidad de usuarios de aguas subterráneas de la Masa Mancha Occidental II es una entidad pública de gestión que cuenta con más de 90.000 hectáreas de regadío y unos 9.000 regantes en los municipios de Alameda de Cervera, Alcázar de San Juan, Alhambra, Arenales de San Gregorio, Argamasilla de Alba, El Bonillo, Campo de Criptana, Cinco Casas, Llanos del Caudillo, Manzanares, Membrilla, Las Mesas, Mota del Cuervo, El Pedernoso, Pedro Muñoz, Las Pedroñeras, El Provencio, San Clemente, Santa María de los Llanos, Tomelloso, Socuéllamos, El Toboso y Villarrobledo, pertenecientes a las provincias de Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Toledo.

Lillo Quintanar se adhiere a la propuesta de la Junta

Por su parte la masa de agua subterránea Lillo-Quintanar, a la que también se piden recortes del 10% de los consumos para la campaña 2020, se ha adherido a la propuesta intermedia que plantea la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla La Mancha.

Para esta masa en la unidad territorial de escasez Cigüela-Záncara la dotación que plantea la Junta es 2.100 m 3 /ha para cultivos herbáceos y 1.400 m 3 /ha para cultivos leñosos lo que supone una reducción del 4,5% y del 6,67% respectivamente, como medida coyuntural mientras dure la situación de alerta en esta masa, que roza la emergencia.